Pasear por Cádiz, una ciudad que enamora a orillas del Atlántico

por el 7 septiembre 2016

Vista-cadiz-catedral

Cádiz es una de esas ciudades que siempre están ahí, esperando a que la descubramos y de repente, la convirtamos en un lugar indispensable al que no podemos dejar de ir más de una vez. Situada en un tómbolo en la Bahía de Cádiz, no es una ciudad de la Península, pero tampoco una isla separada de la misma. Esa extraña condición le vale una consideración especial que los visitantes no saben calificar pero que es realmente sugerente.

En Cádiz era de vital importancia el comercio y por ello hay varias torres desde las cuales los comerciantes controlaban la llegada de los barcos cargados con sus mercaderías. La más famosa de ellas es la Torre de Tavira, situada en el calle Marques del Real tesoro, 10, donde no solo hay unas estupendas vistas de la bahía, sino que cuenta con una cámara especial, a modo de cámara oscura, que permite ver proyectada la imagen la ciudad.

Otra de las torres interesantes para visitar es la Bella Escondida, la única torre de base octogonal que hay en Cádiz y que aunque se encuentra ubicada en la calle José del Toro, desde allí no se puede ver y solo se localiza desde otra de las torres o un edificio lo suficientemente alto como para ubicarse a su nivel o sobrepasarla.

catedral-cadiz

Una de las mejores vistas de Cádiz se obtienen desde la torre de poniente en la Catedral, desde la que se puede obtener otra de esas fotos inolvidables de una ciudad andaluza que son para enmarcar y atesorar. No muy lejos de la Catedral se encuentra el barrio del Pópulo, que ocupa lo que era la Cádiz medieval, edificada a su vez sobre el asentamiento romano. Por debajo de este barrio se extiende el antiguo circo romano, que puede verse en algunas zonas, como es la calle Silencio.

En este barrio se abren alguna de las tascas más conocidas y populares de la ciudad, donde se puede disfrutar de la gastronomía local y de la región, con tapas deliciosas y menús espectaculares. Otra de las atracciones que no debemos dejar pasar en una visita a Cádiz, aunque sea de pocos días (o incluso uno), es la casa con la escalera de doble hélice, una curiosa construcción que oculta una segunda escalera que pese a realizar un recorrido similar, no se cruzan entre ellas. Un pequeño regalo de la ciudad para los más curiosos, que seguro que les dejaré pensativos.

Foto 1 | Wikipedia
Foto 2 | Sean Munso – Flickr

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Cuatro festivales musicales para disfrutar en España en otoño 19 septiembre, 2016

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información