Las Islas Skellig, en Irlanda

por el 22 Mayo 2017

Las Islas Skellig, en Irlanda

En la séptima entrega de la famosa saga de películas de “La Guerra de las Galaxias”, todo el mundo anda buscando a Luke Skywalker. Al final lo encuentran (perdón por el spoiler), apartado del mundanal universo en un remoto lugar que realmente existe aquí en nuestro planeta Tierra: las Islas Skellig, en Irlanda.

Las Islas Skellig son dos islas, Little (la pequeña) y Great (la grande, también conocida como Michael), que se encuentran a unos 15 kilómetros de la costa suroeste de Irlanda, separadas ambas por apenas un kilómetro de distancia. Son dos islas extremadamente rocosas y casi inaccesibles, sin duda alguna un lugar ideal para apartarse.

De hecho, antes de que el mismísimo Luke Skywalker encontrara allí su escondite, ya lo hicieron en la vida real unos monjes que llegaron a la isla a finales del siglo VI aproximadamente. Allí fundaron el que es uno de los monasterios cristianos más remotos del mundo, en el que vivía una pequeña comunidad de apenas diez o doce monjes de la forma más austera y ascética posible.

En el año 1996 los restos de este monasterio fueron incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Teóricamente abandonado a lo largo del siglo XIV, ya que la vida se hacía prácticamente imposible en tan remoto lugar, todavía se conservan varias de las chozas de piedra que servían a los monjes de celdas y la escalinata de piedra que lleva hasta los restos, escalinata que seguro recordáis de la película si la habéis visto.

Todavía se conservan importantes restos del monasterio de Skellig Michael

Más allá de los monjes que vivieron y de los fareros que cuidaron del pequeño faro de la isla, en Skellig Michael y su hermana pequeña (todavía más rocosa e inaccesible) no había vida salvo de la fauna aviar, con una importante comunidad de aves marinas como gaviotas, alcatraces, frailecillos o fulmares. Imaginamos que la rústica oficina de turismo que existía en la isla apenas tenía trabajo, más allá de los expertos en aves y algún curioso historiador que decidieran visitar este remoto lugar.

Hoy en día, sin embargo, la fama que han adquirido las Islas Skellig tras su aparición en Star Wars ha hecho que se hayan tenido que tomar medidas para frenar el turismo intrusivo que puede dañar el patrimonio ecológico y monumental de la isla. Así que, si queréis visitar este remoto lugar, tenéis que contratar uno de los tours que parten desde la villa de Portmagee y que se celebran entre abril y octubre, pues son los meses en los que se permite el acceso a la isla.

Web oficial | Skellig Islands
Foto 1 | Flickr – Chb1848
Foto 2 | Flickr – Valerie Hinojosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información