El Castillo de Linn en la ciudad de Krefeld

Escrito por: slopez    20 diciembre 2013     3 minutos

Hace un par de días, nos deteníamos en el estado de Renania del Norte-Westfalia para conocer una de las ciudades más antiguas del mismo. La localidad de Krefeld fue conocida como la ciudad de la seda por su importancia en las rutas comerciales y, más concretamente, con este material. Hoy vamos a realizar una visita por uno de los monumentos representativos de la zona, el Castillo de Linn.

Este castillo se remonta al siglo XII, siendo residencia de nobles en la época. Destaca por estar situado sobre el río Rihn y rodeado por un foso de agua en todo su diámetro. Foso que, en su momento, no sólo le daba un aire de majestuosidad al castillo, sino que servía de protección al mismo, conteniendo una empalizada de madera que le daba más seguridad.

Todo lo que rodea al castillo se mantiene como ejemplo de las fortificaciones de estilo medieval que se construían en aquella época. En ello, destacamos los inmensos parques que se mantienen junto al castillo, diseño que se realizó en el siglo XIX. Parques que se modelaron en estilo inglés, con unas ruinas como centro romántico. Este parque, además, sirvió como inspiración para la creación del camino de los jardines entre los ríos Rin y Maas, famosa ruta turística que incluye varias edificaciones.

Con la reforma que sufrió en 1926, le fue añadido el Centro de Museos del Castillo. Dentro de este museo, podemos encontrar el Pabellón de Caza, incorporado en el año 1930 en el patio exterior, de estilo barroco y donde se aprecian, entre otras cosas, instrumentos musicales mecánicos (relojes de flauta, cajas de música y organillos) o un carrillón con campanas de porcelana de Meissen, que se sitúa en la parte delantera del castillo.

También tenemos, en este centro de museos, el Museo Arqueológico. Este museo incluye estudios arqueológicos, colecciones etnográficas y una sala para exposiciones especiales. A lo largo de 4 plantas (incluyendo la planta baja), podemos visionar restos de la época romana, modelos típicos de la Edad Media en el Rin o exposiciones de cerámica y vidrio medieval, entre otras cosas.

Finalmente, localizado a unos dos kilómetros y medio, al suroeste del castillo, encontramos el Geismühle. El Geismühle era una antigua torre vigía del castillo que, posteriormente, se transformó en un molino de viento. Tras la reforma a la que se sometió en el año 2007, se puede visitar desde el 1 de mayo al 1 de octubre, estando abierto al público durante tres domingos al mes.

Visitando la ciudad de Krefeld, en el estado de Renania del Norte-Westfalia, podemos alejarnos del centro de la misma unos cinco kilómetros para conocer la historia del Castillo de Linn. Con todo lo que rodea al mismo, tanto en su interior como en su exterior, es otro de los miles de lugares que nos permitirán conocer un trocito más de la historia tradicional alemana.

Vía | de.wikipedia
Foto | flickr-Michael

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.