El Castillo de Sparrenburg, en la ciudad de Bielefeld

El Castillo de Sparrenburg, en la ciudad de Bielefeld

Escrito por: slopez    29 octubre 2013     3 minutos

En un anterior post, pudimos apreciar la belleza y majestuosidad de la ciudad de Bielefeld, entre otras cosas, como uno de los centros urbanos más importantes del estado de Renania del Norte-Westfalia. Dentro de ella, hay diversos lugares interesantes que nos cuentan parte de su historia. Hoy conoceremos el Castillo de Sparrenburg.

Este castillo medieval data la antigüedad de su construcción a mediados del siglo XIII, convirtiéndose en una garantía para el paso a través del Bosque Teutónico. De hecho, este carácter protector que tuvo durante bastantes años le hace ser anterior al nacimiento de la ciudad en si, que se produciría pocos años después, convirtiéndose, finalmente, en el símbolo de la ciudad.

Situado en una colina en el Bosque Teutónico, a unos ciento ochenta metros de altitud, es un castillo que ha sufrido varias restauraciones a lo largo de los siglos. El aspecto que presenta en la actualidad, se moldeó entre los siglos XVI y XIX, dejando su presencia final a posteriori como referencia de esa época.

Su constante cambio de manos, también le hizo cambiar de funciones de cara al pueblo. Si decíamos, al principio, que servía como fortaleza protectora en el paso del bosque, en los siglos siguientes también estuvo al servicio del ejército y, en un momento determinado, fue utilizado en parte como prisión.

Hoy en día, es una de las mayores atracciones de la zona, siendo visitado, a lo largo del año, por miles de visitantes. El sistema de pasajes subterráneos o su magnífica torre (desde la que contemplamos una estupenda panorámica de la ciudad) son algunos de los lugares que se recorren en las visitas al castillo. También es conocido por la celebración de banquetes de bodas y eventos culturales.

Aunque el castillo está abierto todo el año, hay algunas zonas que tienen limitadas, a algunos meses, su acceso en las visitas. Desde el mes de abril hasta el mes de octubre (de 10 de la mañana a 6 de la tarde y, en visitas guiadas, de 11 de la mañana a 2.30 de la tarde), es cuando podemos disfrutar del castillo en plenitud.

Esto incluye el ascenso a la torre (de treinta y siete metros) o el recorrido por el pasaje subterráneo que se encuentra por delante y que tiene una longitud de doscientos ochenta y cinco metros. En el mes de julio, podemos disfrutar del Sparrenburgfest, un evento en el que se recrea la vida en una villa medieval. Y existen tres viajes especiales al año a la parte noroeste del castillo, inaccesible si no es con guía, ya que es el hogar de cientos de murciélagos.

El Castillo de Sparrenburg, una pieza importantísima en el desarrollo histórico y cultural de la ciudad de Bielefeld. Una visita obligada si pasamos un tiempo en esta ciudad del estado de Renania del Norte. Un lugar que tenemos que recorrer para conocer otra parte más de la inmensa extensión que compone Alemania.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Arnold Niebuhr


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.