Hotel Baumhaus o cómo alojarse en un árbol

Hotel Baumhaus o cómo alojarse en un árbol

Escrito por: slopez    28 mayo 2013     Comentario     3 minutos

En la parte más oriental de Alemania tenemos la sexta ciudad en tamaño del estado de Sajonia. La localidad de Gorlitz se encuentra situada en la Baja Silesia de Polonia. Con un número de habitantes que no llega a los sesenta mil, esta ciudad llama la atención por incluir, en su oferta turística, un hotel realmente original.

El Hotel Baumhaus (casa del árbol) es, como su nombre en alemán indica, un hotel formado por habitaciones que se encuentran en los árboles. Un número limitado de ocho de las mismas la componen, ubicada cada una de ellas en un árbol distinto y con un nombre propio asignado también de manera individual.

De las ocho casas o cabañas, tres de ellas poseen un tamaño superior que da cabida hasta para seis personas. Con un dormitorio doble, un aseo y una ducha en forma de cascada al aire libre en las simples, podemos sentirnos como Tarzán en la selva en una estancia que será inolvidable para todos los que busquen originalidad en plena naturaleza.

El hotel se encuentra reorganizado a través de una plataforma que une los ochos árboles a las zonas comunes del mismo. Fabricadas en madera, cemento y metal y a una altura sobre el suelo de diez metros, desde las terrazas de algunas de ellas podemos contemplar unas maravillosas vistas, con el Valle del Neisse de fondo.

Decíamos que cada cabaña tiene su propio nombre, lo que a la vez le otorga también su propia historia. Historias que le dan un aire más fantástico aún como, por ejemplo, el hecho de que las cabañas fueron creadas por los habitantes de la isla de Turi Sede y que sus fantasmas todavía forman parte de ellas.

Las casas tienen nombres como Bodelmutzens Geisterhaus (con varios relojes de diferentes épocas y un baño lleno de espejos), Modelpfutzens Wipfelgipfel (decorada con cuadros y fotografías de alpinistas que coronaron la cima de la montaña) o Thor Alfons Astpalast, una de las cabañas más grandes, cuyo diseño interior recuerda a un barco antiguo.

El hotel se encuentra situado en una pequeña montaña y su diseño recuerda a los pueblos tradicionales montañeros. Junto a él, tenemos diversas ofertas de entretenimiento, tanto naturales como de ocio. Una reserva natural de aves, infinidad de bosques y estupendos lagos se reparten en la zona para poder practicar deporte, senderismo o, simplemente relajarse.

Si queremos otro tipo de diversión, también al lado del hotel, tenemos un pequeño parque de atracciones donde, tanto pequeños como mayores, podrán divertirse de lo lindo. Para otro tipo de visitas, también encontramos el Museo Sagar o un Festival de Folklore de la zona, en el que podemos incluso participar.

No se puede pedir más originalidad a este hotel de las montañas de la ciudad de Gorlitz. Paisajes estupendos, oferta cultural, diversión para los peques y, sobre todo, un lugar donde alojarnos donde la experiencia de la vida en un árbol se entremezcla con los misterios que, según cuentan las leyendas, aún siguen posados sobre sus ramas.

Vía | hotelesoriginales


un comentario

  1. libertaria330@gmail.com dice:

    Natural

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.