Graz, monumental ciudad universitaria

Escrito por: bgarcia    1 febrero 2013     6 Comentarios     2 minutos

Graz es la segunda ciudad más populosa de Austria y capital del estado de Estiria. Se sitúa a orillas del río Mur a 189 kilómetros de Viena, en el sureste del país. Es una ciudad cargada de historia y cultura como muestran sus seis universidades, cuatro tradicionales y dos dedicadas exclusivamente a las ciencias. Uno de cada siete habitantes de Graz está estudiando.

La historia de la ciudad se remonta a la época romana en que se levantó un pequeño fuerte donde hoy día se encuentra el centro de la ciudad. Después los eslovenos construyeron una fortaleza de mayor tamaño en el mismo lugar y que es el origen del nombre Graz. Desde entonces ha pertenecido a Alemana y Austria, ha sido atacada por los otomanos e invadida en tres ocasiones por el ejército de Napoleón. En la Segunda Guerra Mundial se destruyó el 16 por ciento de sus edificios. Aún así conserva un casco histórico tan interesante que es Patrimonio de la Humanidad.

Graz tiene mucho que ver ya que a sus edificios históricos se han sumado obras de arte de la arquitectura moderna. En la colina de Schlossberg está el monumento más significativo de la ciudad, la Torre del Reloj de 1560. Otro reloj que no debes perderte es el Glockenspiel y su carillón que se puede ver a diario a las 11, 15 y 18.00 horas.

La calle más antigua de la ciudad, cuyo trazado se remonta a los romanos, es la Sporgasse. Hoy día es una calle comercial en el casco antiguo. El castillo barroco de Eggenberg es otra de las joyas de esta ciudad, como la Basílica de Mariatrost, un importante lugar de peregrinaje. El Mausoleo del Emperador Ferdinand II se sitúa junto a la Catedral que tiene un espectacular fresco, la pintura más antigua de la ciudad.

Respecto a las obras más modernas hay que destacar el Kunsthaus que merece una visita solo por su arquitectura; la Murinsel, una isla artificial en el Mur creada en 2003 año en que Graz fue Capital Europea de la Cultura o las casas de cristal de Volker Giencke en el Botánico.

Graz tiene mucho que ver y merece una estancia mínima de dos días para visitar sus lugares más interesantes, pero si quieres descubrirla más a fondo tu visita deberá ser de al menos una semana.

Foto | Wikimedia-Kermoareb
Más información | Graz Tourismus


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.