La ciudad balneario de Bad Ischl

Escrito por: slopez    9 mayo 2013     Comentario     3 minutos

En el estado de Alta Austria, en la región de Salzkammergut, en medio de un paisaje realmente esplendoroso, localizamos un importante centro turístico en la zona. Reconocida también como una ciudad balneario, ha tenido, además, sus connotaciones históricas, ya que en ella se produjo la declaración de guerra de Austria contra Serbia que acabaría en la I Guerra Mundial. Estamos hablando de Bad Ischl.

Esta localidad se encuentra a unos cincuenta y cinco kilómetros al este de Salzburgo, siendo su población no superior a los catorce mil habitantes. Su magnífico marco entre las montañas y su diversidad de ocio la han convertido en un importante lugar turístico, que es visitado por miles de personas a lo largo del año.

Posee una larga tradición como ciudad-balneario que se remonta a principios del siglo XIX. Con su estación hidrotermal y balneario climatológico, que ofrece diferentes tratamientos curativos a través de fuentes termales con agua salina de Ischl (con un pequeño contenido en sal), fuentes frías de sulfato de cloruro sódico o fuentes de agua salina potable.

Entre los lugares que podemos visitar en la ciudad, tenemos la Kaiservilla o Villa del Emperador. Esta villa era la residencia veraniega del emperador Francisco José. Aunque de reducido tamaño, sus catorce habitaciones están adornadas como las residencias de la dinastía de los Habsburgo en Viena, pero a un tamaño inferior. Se puede visitar durante todo el año, aunque en los meses de enero, febrero y marzo, sólo los miércoles, mientras que en noviembre permanece cerrado.

Otros sitios para visitar son la Lehárvilla (hogar del compositor húngaro, afincado en Austria, Franz Lehár, famoso en la primera mitad del siglo XX), el Museo de Bad Ischl (lugar donde el emperador Francisco José y su esposa Sissi se comprometieron) o el Palacete de Mármol, incluido en la Villa Imperial, de estilo inglés que, en la actualidad, incluye un museo de fotografía.

Si queremos viajar a Bad Ischl en verano, las posibilidades de ocio pasan por los estupendos campos de golf, pistas de tenis y pistas de equitación, unido a las actividades de senderismo o de pesca deportiva. Si lo hacemos en invierno, el esquí se puede practicar, con sesenta y cinco kilómetros de bajadas, y también el patinaje sobre hielo.

La música también hace acto de presencia de manera importante en Bad Ischl mediante diferentes eventos. Eventos como el Festival de Lehar (de opera) en julio y agosto, el Festival Internacional de Música Country o el Festival de Música New Orleans, además de conciertos de música clásica en el propio balneario.

Todo el paisaje que acompaña a la ciudad de Bad Ischl hace que nuestra estancia en ella esté siempre acompañada de un gran relax. Relax al que unimos las ofertas de ocio y cultura que nos ofrece esta pequeña ciudad balneario entre las montañas y valles de la zona de la Alta Austria.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Michel27


un comentario

  1. Balnearios dice:

    Que maravilla de lugar, muchas gracias por la información.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.