La leyenda de Lange Wapper

La leyenda de Lange Wapper

Escrito por: Xavi    2 junio 2013     Sin comentarios     2 minutos

Hoy os traigo una leyenda, con varios siglos a sus espaldas, que se cuenta en la ciudad de Amberes y en otras ciudades de la región de Flandes. Se trata de la leyenda de Lange Wapper, un gigante, y claro, como todas las historias de gigantes, no es real pero entonces tenía que ayudar a los niños y a los borrachos a cuidarse un poco.

Porque cuenta esta leyenda que eran precisamente los niños y los hombres borrachos los objetivos de este gigante. Este gigante, en apariencia de tamaño normal en principio, los asaltaba a altas horas de la noche si andaban por las calles, y cuando se sentían confiados, entonces crecía y crecía hasta convertirse en un gigante, causando tal susto que haría correr de pánico a los niños y que dejaría como nuevo a los hombres más bebidos.

Como ves, así contada, la leyenda de Lange Wapper es una historia ideal para contarle a los niños para que se vayan a la cama y no quieran trasnochar por ahí, o para que los malos maridos llegaran a casa antes y en buenas condiciones. Pero aún así, y hablo de épocas como el siglo XVI, había gente muy supersticiosa al respecto. Es ésta la explicación de que en Amberes haya tantas figuras de vírgenes.

Y es que según cuenta otra parte de la leyenda, a este gigante sólo lo aterrorizaban las figuras de la Virgen María. Por eso, muchos vecinos temerosos colocaban azulejos o figuras en sus fachadas. Dicen que llegó a haber tantas vírgenes en Amberes que el gigante ya no encontró donde meterse, y acabó ahogándose en el río Escalda.

La leyenda de Lange Wapper es tan famosa en Amberes que el gigante tiene una gran estatua como recuerdo en la ciudad. Está justo a la entrada del Castillo de Het Steen, uno de los lugares que casi seguro visitarás si estás haciendo turismo por esta preciosa ciudad.

Foto | Wikimedia Commons – Ziko Van Dijk


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.