La Sirenita, símbolo de Copenhague

La Sirenita, símbolo de Copenhague

Escrito por: bgarcia    28 abril 2013     2 Comentarios     2 minutos

La Sirenita (Den Lille Havfrue) es una pequeña escultura que se ha convertido en el emblema de Copenhague, el símbolo más reconocido de la capital danesa y probablemente de Dinamarca. Representa la figura del personaje protagonista del cuento homónimo que escribió Hans Christian Andersen en 1837. Una noche de 1909 el empresario cervecero Carl Jacobsen, fundador de Carlsberg, salió emocionado del Teatro Real tras asistir al ballet que representaba La Sirenita. Encargó al escultor Edvard Eriksen una escultura en bronce que la representara y este la talló, utilizando como modelo para el cuerpo a su propia mujer y para la cara a la bailarina danesa Ellen Pric.

El 23 de agosto de 1913 La Sirenita fue colocada sobre una roca de granito en la orilla del mar en el parque Langelinie y fue regalada por Jacobsen a la ciudad. Desde entonces la figura de 1.25 metros de altura y 175 kilos de peso solo se ha movido de su ubicación en la bahía del Puerto de Copenhague para asistir a la Expo de China en 2010.

La historia de Andersen se basa en la leyenda danesa que cuenta que los pescadores en alta mar eran embaucados por los cantos de las sirenas. En este caso una de ellas se enamoró de un pescador y renunció a su inmortalidad para seguir a su amado. La escultura la representa melancólica mirando al mar mientras su cola se transforma en piernas. Se cuenta que los pescadores de Copenhague le pedían perdón por sus pecados antes de salir a faenar.

La escultura pese a ser muy querida en Dinamarca, ha sido víctima de numerosos actos vandálicos. Ha sido decapitada en dos ocasiones y se intentó en otra sin éxito, la han mutilado, pintado de diferentes colores, le han puesto sujetador, chador y la túnica del Ku Klux Klan y le han tallado la fecha del 8 de marzo en la roca, como queja por su sumisión al pescador. Pero gusta lo suficiente para tener una versión impresionista desde 2006 y “novio”, una escultura masculina en Elsinore a 45 kilómetros de Copenhague.

Anualmente un millón de turistas se acercan a contemplar a La Sirenita, el acceso es libre y gratuito. El 23 de agosto se celebra su cumpleaños con sirenas que forman el número de años que cumple. Además hay actividades organizadas por la Federación Danesa de Natación. Puedes llegar hasta Langelinie en el autobús 650S, en tren en la parada Osterport st o en el transporte favorito de los daneses, la bicicleta.

Vía | Visit Copenhagen
Foto | Flickr-Hiytel

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.