Cabezón de la Sal y su bosque de secuoyas

Cabezón de la Sal y su bosque de secuoyas

Escrito por: Xavi    10 mayo 2020     3 minutos

Cabezón de la Sal es un bonito pueblo de Cantabria con típica arquitectura montañesa y con una rareza: un bosque de secuoyas, árboles que no son de la zona.

Las secuoyas son un árbol muy conocido, principalmente por la gran altura que alcanzan, ya que algunos ejemplares pueden llegar a superar los cien metros, concretamente los del tipo secuoya roja. Estos árboles, que además viven miles de años, son típicos de los bosques de América del Norte, concretamente de la Costa Pacífica de Estados Unidos y Canadá, pero igualmente puedes ver secuoyas sin tener que salir de España, visitando un pueblo de Cantabria que se llama Cabezón de la Sal.

Tal y como lees, para ver un bosque de secuoyas no hace falta ir hasta algún parque nacional de América, como el de Redwood en California (aunque nunca estaría de más). En tierras cántabras, en el llamado Monte de las Navas o simplemente Monte Cabezón, a las afueras del pueblo de Cabezón de la Sal, nos encontraremos con un bosque de secuoyas que no son milenarias y ni han subido todavía tan alto, con una media de altura de 36 metros, pero que sin duda llaman la atención por lo poco común y por su belleza también.

La pregunta que te harás es cómo es que hay un bosque de secuoyas ahí. La respuesta es sencilla: se plantaron para la industria maderera. En la década de los 40, con las fronteras cerradas a productos de importación, la necesidad de materias primas como la madera obligó a situaciones como ésta, el que se plantara un bosque de un árbol que iba a crecer rápido pese a no ser habitual de la zona. Al final, los más de 800 ejemplares plantados no se talaron (porque ya no había necesidad) y así pervive hoy día este bosque que es una rareza y que está declarado como Monumento Natural.

Casa típica montañesa en Cabezón de la Sal

Qué ver en Cabezón de la Sal

El Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón es sin duda uno de los encantos de Cabezón de la Sal, pero no el único ni mucho menos. Si haces una ruta por este bosque, que como es pequeño se hace en un ratito, te recomendamos igualmente la visita al pueblo, que pertenece a la comarca Saja-Nansa y es su cabecera, porque es una localidad que está entre las más bonitas Cantabria.

Pueblos con encanto para disfrutar en Cantabria

Pueblos con encanto para disfrutar en Cantabria

La comunidad de Cantabria ofrece a todos los visitantes una serie de pueblos con encanto donde poder pasar el verano y descubrir su cultura y gastronomía.

LEER MÁS

Dentro del patrimonio arquitectónico del pueblo destacan dos edificios. Primero, en el lado religioso, la Iglesia de San Martín, un templo construido en el siglo XVIII y que presenta el estilo arquitectónico típico de la zona, el conocido como barroco montañés. En el lado civil destaca el Palacio de la Bodega, que es un ejemplo perfecto de las casonas de la región, y también os podemos mencionar el Museo del Calabozo, un edificio que en su día fue ayuntamiento, juzgado y también cárcel, como su nombre actual indica.

Aparte de la villa, que cuenta con unos 5 mil habitantes, existen otros núcleos pequeños de población que tienen también su particular interés, tales como Casar de Periedo, Cabrojo o Carrejo. En este último podréis encontrar el Palacio de Ygareda, un edificio histórico y de gran interés arquitectónico que hoy alberga el llamado Museo de la Naturaleza, un espacio en el que se muestra la variada fauna y flora de la comunidad de Cantabria.

Foto 1 | Flickr – Rubén Díaz Caviedes
Foto 2 | Flickr – Luis Rogelio

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.