Ibiza, un mundo distinto para disfrutar en invierno

Ibiza, un mundo distinto para disfrutar en invierno

Escrito por: Victor Alós    8 noviembre 2017     2 minutos

Aunque cuando pensamos en Ibiza pensamos en el verano, en los meses de invierno es un destino muy agradable para disfrutar de unos días para conocer la isla

Las buenas temperaturas que podemos disfrutar en invierno en el Mediterráneo propician que la visita a lugares inaccesibles durante los meses de verano sea una experiencia muy interesante. Uno de los sitios donde es casi imposible disfrutar al máximo en verano es Ibiza, una isla de las Baleares famosa por sus fiestas interminables, pero que en invierno se convierte en un lugar totalmente distinto después de la temporada estival. En invierno, se puede disfrutar de la isla de una manera más intensa y divertida, aunque no haya una gran oferta de fiestas en las muchas discotecas de Ibiza.

La isla cambia completamente, aunque eso no quiere decir que se pueda disfrutar menos, sino más bien al contrario. Ademas que contar con fiestas, ya que aunque las discotecas más famosas y masificadas suelen cerrar fuera de temporada, sigue habiendo ambiente festivo para quien prefiera disfrutar de él. Eso sí, no hay tanta fiesta ni gente como en verano, lo que también es de agradecer. En cambio, se abre un importante abanico de actividades en el que se puede disfrutar de lugares que suelen estar vedados en los meses de mayor intensidad turística.

Alojamientos singulares para disfrutar con la naturaleza de Ibiza

Muchos de los hoteles cierran, pero los que permanecen abiertos, que son muchos, abaratan mucho los precios y es mucho más económico alojarse en una isla que tiene serios problemas de alojamiento en verano. Los servicios permanecen más o menos igual que en verano y muchos restaurantes y terrazas permanecen abiertos para ofrecer su servicio a los turistas que se acercan hasta la isla.

Es un buen momento para pasear por las calles de la capital isleña, que no tienen tantos turistas y se puede disfrutar del ambiente que ha hecho de Ibiza un referente turístico, más allá del desenfreno nocturno estival. La isla cuenta, además, con varias rutas de senderismo que se pueden recorrer de otra manera, evitando el calor sofocante del verano y que llevará a los visitantes por lugares con mucho encanto, aún y todo durante invierno. Además, las puestas de sol en Ibiza son más espectaculares en invierno, ya que el sol se esconde tras una niebla que aporta un extra a esa imagen tan emblemática.

Los destinos preferidos para los turistas españoles

Durante estos meses, puede haber una buena temperatura durante el día, pero por la tarde esta disminuye y aparece una humedad que puede resultar un tanto molesta. Por eso hay que contar con un vestuario adecuado, ligero por el día y de abrigo a medida que desaparezca el sol. Una visita a Ibiza durante los meses de invierno, antes de que lleguen los turistas que inundan la isla a partir de la primavera, puede ser una excelente idea para conocer la isla de manera mucho más tranquila, económica y agradable.


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.