La ciudad vieja de Melilla, la herencia medieval española en África

La ciudad vieja de Melilla, la herencia medieval española en África

Escrito por: Victor Alós    4 marzo 2015     Comentario     2 minutos

La Ciudad Autónoma de Melilla es uno de los pocos lugares de España que está fuera de la Península. Conocemos las Islas Baleares y las Canarias, pero este pequeño punto de África representa un nexo de unión entre la cultura española y la africana que esconde muchos pequeños rincones que conviene descubrir y disfrutar en nuestra visita a esta ciudad.

La ciudad esconde monumentos y edificios que atestiguan la presencia española durante 500 años, que se funden con la cultura africana y presentan lugares para visitar. Además, la presencia de unos 900 edificios modernistas conforman otra ruta que nos muestra la bonanza de la ciudad a principios del siglo XX. La presencia del mar es una constante y presenta muchos de los alicientes que se pueden encontrar en la ciudad. A orillas del Mediterráneo es donde se asienta la primera zona que ocuparon los españoles y que aún hoy se conserva en pie, mostrando esa época de su primer esplendor.

Melilla la Vieja o “El Pueblo“, como se conoce en la misma población comprende el recinto fortificado que fue construido a partir del siglo XV, en el mismo lugar donde anteriormente se asentaron los primeros campamentos romanos y cartaginenses. Cuenta con cuatro recintos separados por un foso. De estos, tres se internan en el mar y el cuarto se asienta sobre el continente.

En este punto se encuentran los Fuertes del Rosario y de las Victorias, desde donde disparó el cañón El Caminante, unos disparos que determinaron los actuales límites de Melilla. Es la parte más moderna de esta parte de Melilla, que fue creciendo complementando las construcciones anteriores.

El primer recinto de La Ciudadela, como también se conoce a esta parte de la ciudad, está situado frente al mar y se construyó en la transición entre la Edad Media y el Renacimiento. En él se ubica el Museo Arqueológico y el de Historia de Militar, este último ubicado en el Almacén de la Pólvora. También se puede visitar la Puerta, el Hospital del Rey y la Iglesia de la Concepción, la más antigua de Melilla.

El segundo recinto acogió la prisión y en él se mantienen pie los Baluartes de San José y San Pedro, unidos entre sí por una cortina de cañones. La tercera sección cuenta con la única torre medieval que se conserva en Melilla, la Torre de la Alafia o de Cinco Palabras, además del Baluarte y el Cuartel de San Fernando y la Batería de San Bernabé.

Un impresionante escenario que pone en valor la presencia de España en la zona y que permite ver los restos de la Melilla original, que junto a la más moderna, que se encuentra tras estos recintos, ofrece muchas alternativas turísticas.

Foto | Flickr – Juan Luis
Pagina Oficial | Melilla Turismo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.