La Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, en Jerez

La Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, en Jerez

Escrito por: Xavi    9 diciembre 2016     Sin comentarios     2 minutos

La ciudad de Jerez de la Frontera es conocida por su vino, como por ejemplo el famoso Tío Pepe, por el flamenco y también por los caballos. En torno a este bello animal gira el lugar más visitado de la ciudad, a cuyas puertas se agolpan autobuses con turistas venidos de todas las partes del mundo: la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre.

El rejoneador Álvaro Domecq fue el fundador de esta institución

Esta institución nació en el año 1973, fundada por Álvaro Domecq Romero, rejoneador y creador del espectáculo «Cómo bailan los caballos andaluces», que fue el germen de esta escuela de doma clásica. Desde entonces, la institución ha ido creciendo más allá de su función visual, siendo uno de los mejores embajadores y conservadores de la cultura y tradición de los caballos españoles, así como un lugar importante en la formación de jinetes.

Turísticamete hablando, la visita a la Real Escuela comienza por recorrer su sede, unos terrenos adquiridos al Duque de Abrantes poco después del nacimiento de la institución. En estos terrenos encontramos unos jardines y un palacio, conocido como el Recreo de las Cadenas, que data del siglo XIX y que fue diseñado por uno de los hermanos Revel. En los sotanos de este palacio se encuentra uno de los museos de la institución, el Museo del Arte Ecuestre.

El otro museo que se puede visitar en este lugar es el Museo del Enganche. En este espacio expositivo compuesto por seis salas y que se ubica en una bodega decimonónica adecuada para su nuevo fin en 2002, se exponen carruajes de época, principalmente del XIX y principios del siglo XX, así como también indumentaria ecuestre.

Los caballos se pueden ver de cerca en las cuadras y zonas de entrenamiento

Desde este museo se pasa directamente a las cuadras, en uno de los momentos que más llama la atención de los turistas. Aquí se ven a los mejores ejemplares de cerca e, igualmente, se ven a los mozos de cuadras realizando sus trabajos rutinarios de cuidado y limpieza a estos animales, así como su doma y entrenamiento por parte de los jinetes. Un lugar también de trabajo que también se puede visitar es la guarnicionería, donde se reparan y arreglan los arneses y las sillas de montar.

El Picadero, una instalación en la que caben 1600 personas, es el lugar álgido de la visita, pues en él se desarrolla el espectáculo «Cómo bailan los caballos andaluces». Una serie de coreografías sobre una música que dura aproximadamente hora y media y que se ha convertido no ya en un símbolo de Jerez, sino en un símbolo nacional, que acompaña en las delegaciones que venden nuestro país en las ferias turísticas.

Web oficial | Real Escuela
Foto | Flickr – Amanderson2

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.