3 imprescindibles ciudades del Viejo Oeste

3 imprescindibles ciudades del Viejo Oeste

Escrito por: mvargas    22 agosto 2014     Sin comentarios     1 minuto

Hoy, desde Por Conocer, queremos acercarnos a tres de las ciudades más conocidas del Viejo Oeste: Tombstone, Deadwood y Tucson. Un paseo por la historia de la expansión de la frontera y por toda una interesantísima herencia del pasado.

Ya sea por los cientos de libros que hablan de él o por las miles de películas en las que aparece, el Viejo Oeste, también conocido como Salvaje Oeste, Lejano Oeste o La Frontera, es un término muy popular en los Estados Unidos que designa a los históricos hechos que tuvieron lugar en el país en el siglo XIX durante la conocida expansión de la frontera hacia la costa del Pacífico.

En dicha época fue muy popular el aprovechamiento de los recursos naturales, y en todo lugar en el que se podía abrir un negocio rentable comenzaron a aparecer asentamientos conocidos como “boomtowns“. Sin embargo, con el paso del tiempo, muchos de esos asentamientos fueron abandonados, pero algunos de ellos han sobrevivido. Hoy, desde Por Conocer, queremos acercarnos a tres de las ciudades más conocidas del Viejo Oeste.

  • Tombstone. La ciudad de Tombstone emergió como un campo minero y creció rápidamente a pesar de las complicaciones que tuvo más adelante a lo largo de su historia. Hoy en día, esta ciudad del estado de Arizona, vive del turismo y cuenta con múltiples lugares de interés.
  • Deadwood. En Dakota del Sur nos encontramos con otra ciudad cargada de historia en cuanto a la expansión de la frontera, aunque hoy en día también vive a base del turismo gracias a sus rodeos, conciertos o reanimaciones de hechos históricos.
  • Tucson. La ciudad más poblada del sur de Arizona no es otra que Tucson, un lugar de contrastes y mezclas étnicas cargadas de historia que han convertido a este rincón del mundo en un vibrante destino.

Vía | Wikipedia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.