Los drops, la golosina de los holandeses

Los drops, la golosina de los holandeses

Escrito por: Xavi    20 octubre 2012     1 minuto

En muchos lugares, como por ejemplo a los hoteles, habrás visto que ofrecen caramelitos, bien como regalo o bien para amenizar la espera. En los Países Bajos, esos cuencos con caramelitos están llenos de drops, una golosina que es bastante adictiva, pues no en vano hay muchos holandeses totalmente enganchados a estos drops.

Los drops son básicamente caramelos de regaliz, pero blandos al estilo de una goma de mascar, de color negro y con un sabor a regaliz que va desde los más suaves hasta los más fuertes. El regaliz como digo es el ingrediente principal de esta golosina, pero hoy hay toda una amalgama de sabores y de variedades, con distintas formas y dibujos.

Realmente son muy sencillos de encontrar. Ya te decía al principio que los ofrecen como regalitos a los clientes en hoteles y comercios. Para comprarlos, no hay más que acudir a una tienda de golosinas o a un supermercado. En las estanterías de éstos normalmente encuentras una cantidad de variedades suficientes como para encontrar algún sabor que te satisfaga mínimamente.

¿Y si te enganchas a los drops? ¿Y si te pasa como a muchos holandeses y no puedes dejar de masticar estas adictivas golosinas? Pues no te preocupes porque no tienes que volver de viaje a los Países Bajos ni tienes que pedirle a algún amigo que te traiga una maleta llena. Afortunadamente, hoy día es bastante fácil conseguir a través de internet, en tiendas que se dedican a vender dulces propios de este país a través de la red.

Foto | Flickr – Vintagedept


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.