La Calzada del Gigante, el espectáculo de la naturaleza del Condado de Antrim

Escrito por: slopez    8 febrero 2013     Sin comentarios     2 minutos

En la ciudad de Antrim, su magnífica costa nos muestra también una especie de monumento de la naturaleza que se encuentra a vista de todo el mundo. La Calzada del Gigante es un espectáculo que se debe recorrer y visionar si decidimos planificar nuestras vacaciones por esta zona del noreste de Irlanda, para lo que podemos consultar información en Rumbo en Twitter.

La Calzada del Gigante son una serie de columnas (hasta cuarenta mil) de roca volcánica arrastradas por el mar, formando un contraste espectacular de gran belleza junto a la llegada de las olas al mismo. Y no se la llama Calzada de los Gigantes como si tal cosa, sino que también incluye su leyenda.

Según la misma, esta zona fue construida por gigantes. Concretamente, se cuenta que fue un gigante irlandés, de nombre Fionn Mac Cumhaill, quien la realizó para poder recorrer camino hacia Escocia y luchar con su homónimo de aquel lugar, Benandonner. Aunque la realidad dice que fue la actividad volcánica, 60 millones de años atrás, la que realmente edificó el lugar, dándole la forma que se le conoce en la actualidad, siendo descubierta hacia el año 1693.

Situada frente a la Costa Norte de Antrim, permite realizar un recorrido interesante sobre la Ruta Costera de la Calzada, visionando sus impresionantes columnas y realizando una ruta de hasta 5 días por ella. No solamente se podrá disfrutar del magnífico espectáculo, sino que se pueden realizar infinidad de actividades, entre las cuales destacan la valiente travesía del Puente de Cuerda Carrick-a-Rede, situado a 25 metros de altura sobre el nivel del mar, o degustar el legendario whisky irlandés en la famosa Destilería Bushmills.

La Calzada del Gigante incluye también una especie de Centro de Visitantes, desde donde se organizan diferentes visitas guiadas para todos los públicos. No en vano, está considerado la Mejor Visita Guiada de toda Irlanda. Está situado a un kilómetro de la Calzada del Gigante, pudiendo llegar a su pie en autobús, y ofreciendo, además, exposiciones visuales sobre la historia y geografía del lugar.

Si después de la visita a la Calzada quieres descansar, no hay problema. En el mismo Centro de Visitantes tienes la posibilidad de visitar tiendas y cafeterías o salones de té, para poder recuperar el aliento tras el espectáculo que se ha contemplado. Todo tiene cabida en esta maravilla de la naturaleza.

Siempre disponible para poder ser recorrido en cualquier momento, la Calzada del Gigante tiene su momento más célebre cuando se contempla en un atardecer o al amanecer, desprendiendo una sensación de relax a la vez que de impresión por el marco que se aprecia. Por ello, probablemente, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986 y Reserva Natural Nacional en 1987.

Vía | discoverireland
Foto | flickr-locace

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.