La Isla Tiberina, una de las más pequeñas del mundo

La Isla Tiberina, una de las más pequeñas del mundo

Escrito por: Xavi    29 junio 2014     Sin comentarios     2 minutos

Si nos preguntan cuál es la isla habitada más grande del mundo, ahí todo el mundo tenemos más o menos claro la respuesta: Groenlandia. Pero, ¿y si nos preguntan lo contrario? ¿Cuál es la isla habitada más pequeña del mundo?

Una buena respuesta sería la Isla Tiberina. No puedo afirmar al 100% de seguridad que este islote que encontraréis en Roma sea la isla habitada más pequeña del mundo, pero dadas sus escasas dimensiones (270 metros de larga y una anchura no superior a los 67 metros en su parte más amplia) no cabe duda que es una respuesta de peso, con fundamento.

La isla se encuentra, lógicamente, sobre el río Tíber, unida a tierra por dos puentes. A un lado tenemos el Puente Cestio, que nos lleva a la isla desde los confines del famoso barrio del Trastévere. Al otro lado tenemos el Puente Fabricio, una de las estructuras romanas más antiguas de la ciudad y que nos comunica directamente con el Gueto o Barrio Judío.

Toda una historia rodea al origen de la isla, una historia oscura, por lo que se cuenta que los romanos no se acercaban a ella y que se utilizaba como cárcel. La historia de la isla cambió cuando se decidió construir en ella un templo dedicado al dios de la medicina, Esculapio, y de que se difundiera que este dios acabó con la epidemia de peste que asolaba la ciudad.

La isla se amuralló y se convirtió en una especie de barco, aprovechando que tiene forma de tal. Durante la Edad Media se utilizó en varias ocasiones como fortaleza, y en la actualidad lo que encontramos en ella es un hospital y la Iglesia de San Bartolomé, edificios que albergan aún restos de aquel primitivo templo.

Foto | Flickr – Biker Jun


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.