La Plaza de España, una de las más famosas de Roma

Escrito por: Xavi    22 septiembre 2014     2 minutos

Llegues desde la Vía Condotti o desde otra de las calles que desembocan en ella, la Plaza de España casi siempre te recibe atestada de gente. No en vano, es una de las famosas de la ciudad, con varios elementos arquitectónicos diferentes que le confieren una belleza singular y única.

La plaza toma su nombre del Palacio de España, que fue y sigue siendo sede de la embajada española en Roma, la más antigua del mundo. La diplomacia española está en la Ciudad Eterna desde el siglo XV, si bien este palacete no se instalan hasta el siglo XVII. Su aspecto actual, con su fachada neoclásica, viene de unas reformas que se le realizaron en el siglo XIX.

Otro elemento característico de esta plaza es su fuente, siendo una de las más conocidas en una ciudad plagada de ellas. Ésta que se nos muestra es la Fontana della Barcaccia, una creación de Pietro Bernini inspirada en el naufragio de un barco y que luce en este lugar desde el siglo XVII.

Por supuesto, no nos vamos a olvidar de mencionar la escalinata, el primer lugar que se nos viene a la mente cuando se menciona la romana Piazza di Spagna. Los 135 escalones que la conforman están ahí desde el siglo XVIII, restaurados en los últimos años del siglo XX. Habitualmente sirven, más que para salvar un desnivel, para lugar improvisado de descanso para los turistas que llevan horas pateando calles de Roma.

Y subiendo esa escalinata, desde donde disfrutar de una preciosa vista sobre la ciudad, tenemos también un bonito templo. A dicha iglesia se la conoce como la Trinitá dei Monti, se construyó durante el siglo XVI para la Orden de los Mínimos, por gracia del rey francés Carlos VIII, a quien pertenecían esos terrenos.

Foto | Flickr – Mauro Codella


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.