Bruhl, la ciudad alemana de los palacios

Bruhl, la ciudad alemana de los palacios

Escrito por: Xavi    16 marzo 2021     2 minutos

Bruhl es una ciudad alemana muy cercana a Colonia y que es famosa, entre otras cosas, por sus dos palacios que son Patrimonio de la Humanidad.

A pocos kilómetros de Colonia y de Bonn se encuentra una ciudad alemana llamada Bruhl, que hemos apodado como la ciudad de los palacios. Y es que en esta localidad germana, no muy conocida, se encuentran dos palacios que desde el año 1984 forman parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y que para muchos son de los mejores monumentos de los estilos barroco y rococó de todo el país.

El primero de ellos es el Palacio de Augustusburg, y el otro es el del Falkenlust. Situados en la zona este de la ciudad, ambos palacios se encuentran en el mismo recinto, apenas separados por unos jardines, y es que el de Falkenlust comenzó siendo solamente un pabellón de caza, un edificio secundario del palacio de Augustusburg que evolucionó hasta convertirse en otro palacete más. De ahí que en la declaración del Patrimonio de la Humanidad se les considerada juntos, como un conjunto.

Los palacios se construyen durante el siglo XVIII e iban a servir como residencia de los arzobispos de Colonia. De hecho, los arzobispos de Colonia usaban la zona como lugar de descanso y como coto de caza desde mucho tiempo atrás, e incluso tuvieron como residencia un castillo que en el siglo XVII fue destruido por los franceses. A partir de las ruinas de ese castillo, el arquitecto Johann Conrad Schlaun comenzaría a diseñar y edificar, por orden del arzobispo Clemente Augusto, los palacios que hoy se pueden conocer.

Falkenlust es uno de los palacios famosos de Bruhl

Bruhl también es famosa por ser la ciudad natal de Max Ernst, famoso pintor que fue una de los máximos exponentes del dadaísmo y del surrealismo. Nacido en el año 1891, Bruhl cambió su ciudad natal por Colonia y Bonn para formarse y después cambió Alemania por Francia, y treinta años después de su muerte se abrió un museo en Bruhl que contiene buena parte de su obra, tanto gráfica como escultórica, por lo que sin duda este museo es una visita casi que imprescindible para los amantes del arte moderno y vanguardista.

Aunque, curiosamente, para muchos esta ciudad alemana es un destino preferente pero no por nada de lo que hemos contado hasta ahora, sino por algo muy diferente: un parque de atracciones. Se llama Phantasialand, viene funcionando desde el año 1967 y cuenta con más de una treintena de atracciones repartidas en diferentes áreas temáticas, como pueden ser China, México o África.

Bruhl no es una ciudad muy conocida en Alemania pero, como ya puedes ver, tiene sus reclamos turísticos y sus cosas de interés. Además, el añadido de estar tan cerca de Colonia, una de las ciudades más visitadas del país germano, lo convierte en una excursión bastante fácil e interesante de hacer.

Foto 1 | Flickr – Jens Piegsa
Foto 2 | Flickr – Jens Piegsa

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.