Otras catedrales europeas que ardieron como Notre Dame … y que sobrevivieron

Otras catedrales europeas que ardieron como Notre Dame … y que sobrevivieron

Escrito por: Xavi    23 abril 2019     Sin comentarios     3 minutos

Notre Dame no es la única catedral europea famosa que ha sufrido un incendio reciente. He aquí algunos ejemplos más, y que además acabaron bien pese a todo.

Días atrás, prácticamente todo el mundo quedamos impactados ante las imágenes del incendio de Notre Dame. A pesar de lo espectacular y llamativo de las llamas, y a pesar de la caída de la aguja, lo más importante, la estructura de la Catedral parisina, está a salvo según los expertos y así tendremos Notre Dame para rato. Si bien, lógicamente, habrá que asegurar, recuperar y reconstruir, y pasarán años y se gastará mucho dinero para que todo vuelva a la normalidad.

La famosa catedral francesa puede tener como ejemplo a alguna de estas catedrales de las que ahora vamos a repasar su historia, catedrales que han sufrido también las consecuencias devastadoras de un incendio en algún momento de su historia, pero que hoy día lucen en su mayor esplendor. He aquí estos ejemplos de otras catedrales que sufrieron un incendio, como Notre Dame, y que lo superaron.

La Catedral de León

La Pulchra Leonina, tal y como se conoce a esta maravillosa catedral española, sufrió un grave incendio en el año 1966, a causa de la caída de un rayo. La cubierta comenzó lentamente a arder y no fue hasta la caída de la noche cuando el humo se hizo patente y las llamas visibles. Bomberos de todas las ciudades cercanas trabajaron en la extinción del incendio, y tampoco se usó mucha agua, al igual que vimos en Notre Dame. La estructura aguantó y las vidrieras no estallaron, así que hoy día podemos seguir contemplando esa explosión de luz y color cuando uno accede a su interior.

La Catedral de Berlín ha sufrido varios incendios en su historia

La Catedral de Berlín

Hay muchos ejemplos de catedrales que sobrevivieron a los bombardeos de la Primera y Segunda Guerra Mundial, igual que hay ejemplos de algunas que no, o no del todo. La Catedral de Berlín es uno de los ejemplos curiosos, en este caso, porque después de salir airosa de las bombas, no sin daños y tras una gran restauración, estuvo a punto de ser pasto definitivo de las llamas en los noventa, tras un incendio fortuito. Las llamas devoraron la cúpula y la humareda y las imágenes también fueron de lo más llamativas en su momento, pero afortunadamente todo quedó en un susto, o sustito comparado con lo que ya había sufrido el templo antes.

La Catedral de Turín

Dedicada a San Juan Bautista, el primer templo de la ciudad de Turín es famoso por albergar en su interior la reliquia conocida como Sábana Santa. Una reliquia que se salvó de milagro de las llamas que asolaron la capilla en la que se guarda, la Capilla Guarini, debido a un incendio que sucedió en abril de 1997, tambíen cuando se estaban haciendo trabajos de restauración. La Catedral en su conjunto no sufrió daño, pero sí la capilla, al punto que no fue hasta el año 2018 cuando se reabrió para las visitas después de una costosa y laboriosa reconstrucción, en la que se ha intentado ser lo más fiable al original.

Catedral de la Santa Trinidad de San Petersburgo

Construida en el siglo XIX, ya que una inundación destruyó la anterior, la catedral ortodoxa de San Petersburgo sufrió un grave incendio en el año 2006, precisamente cuando se llevaban a cabo en ella unos trabajos de restauración con los que se pretendía devolverla a su esplendor, después del abandono que sufrió en la época soviética. A pesar de los daños sufridos, destacando especialmente el derrumbe de la cúpula principal, la obra que promovió el zar Nicolás I abrió de nuevo sus puertas en 2010, sigue en pie y su cúpula sigue siendo una de las más grandes de Europa.

Foto 1 | Flickr – Manhhai
Foto 2 | Flickr – VPF Photo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.