Iglesia de Belén en Trujillo

Iglesia de Belén en Trujillo

Escrito por: Juan Luis    6 junio 2015     Sin comentarios     1 minuto

Una de las principales iglesias de la ciudad de Trujillo es la iglesia Belén, que se encuentra entre las calles Almagro y Ayacucho de la ciudad peruana, muy cerca de la plaza de Armas. Este lugar donde se encuentra fue un regalo de Don Juan de Sandoval para poder construir en estos terrenos. Es una […]

Una de las principales iglesias de la ciudad de Trujillo es la iglesia Belén, que se encuentra entre las calles Almagro y Ayacucho de la ciudad peruana, muy cerca de la plaza de Armas. Este lugar donde se encuentra fue un regalo de Don Juan de Sandoval para poder construir en estos terrenos.

Es una iglesia cuyas obras comenzaron en 1680 y finalmente se pudo inaugurar en 1708. De entre los materiales que se utilizaron para construirla destacamos el adobe, ladrillo y la quincha. Esta iglesia es desde 1972 Patrimonio Monumental de la Nación de Perú dada su importancia arquitectónica. Una curiosidad es que antes de construirse había en este lugar un hospital, el de San Sebastián aunque posteriormente se cerró debido a que la Hermandad de Bethlemítica consiguió una importante donación con la que finalmente se construyó la iglesia.

En la fachada es posible ver dos torres con pilastras que tienen tres ángulos. En la época era muy frecuente el uso de arcos en las construcciones, pilastras y pilares, por ello en el interior de la iglesia vemos que la tradición se mantiene, una tradición del siglo XVII. Podemos ver también que en el frontón vemos la representación de La Sagrada Familia, además de una columna de orden corintio, con un estilo barroco en el total de la fachada principal.

Es posible visitar la iglesia de Belén y acudir a misa en diferentes horarios durante la semana, para poder conocer su interior, con los detalles como imágenes de santos, su altar y elementos decorativos como las columnas.

Vía | Deperu
Foto | Latimax-Wikimedia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.