Gdansk, capital del ámbar y perla del Báltico

Gdansk, capital del ámbar y perla del Báltico

Escrito por: Xavi    30 julio 2018     Sin comentarios     3 minutos

Conoce con nosotros Gdansk, una ciudad portuaria del Mar Báltico que tiene mucho encanto e historia, y que es una de las visitas recomendables en Polonia.

En esta ocasión, vamos a viajar virtualmente hacia las aguas del Mar Báltico y hacer escala en una de las ciudades portuarias más importantes de estas latitudes: Gdansk. Con cerca de 500 mil habitantes, la ciudad conocida anteriormente como Danzig (su nomrbre en alemán) es la sexta en número de habitantes en la República de Polonia, la principal salida a mar de este país y un destino turístico emergente.

La historia de esta ciudad se alarga algo más de mil años, teniendo en todo ese tiempo algunos momentos álgidos. Por ejemplo, en la Edad Media, cuando fue una importante ciudad hanseática, o también cuando fue una Ciudad libre o ciudad estado a principios del siglo XX. Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial se incorporaría definitivamente al estado de Polonia. Prácticamente tuvo que ser reconstruida, repoblada y renombrada, pues su nombre y los de las calles y plazas estaban en alemán.

Para conocer Gdansk y su casco antiguo, lo mejor es seguir el Camino Real o Ruta Real, el antiugo camino que transitaban antaño los reyes que entraban en la ciudad. Este recorrido comienza en la llamada Puerta Alta, discurre por la vía más importante de la ciudad, la calle Dluga, y pasa por los principales lugares, como la Puerta Dorada o el Ayuntamiento, un edificio del siglo XIV rematado con una gran torre, desembocada en la principal plaza de la ciudad, Dlugi Targ.

El muelles es una de las estampas más bonitas de Gdansk

En esta plaza vivían las familias más importantes de la ciudad, y al conjunto de coloridas casas señoriales que destacan se le conoce como Casas Reales. Otros edificios a visitar y a destacar en Gdansk son el Museo Histórico junto con la Corte del Rey Artus, la gótica Iglesia de Santa María (señalada como la iglesia de ladrillo más grande del mundo) o la Catedral de Oliwa, situdada junto a la principal zona verde de la ciudad, el Parque Oliwa.

Aparte de la Ruta Real, en la ciudad conocida como la capital del ámbar no hay que dejar atrás el Paseo del Muelle, bordeando el río río Motlawa, porque es sin duda uno de las postales más bonitas de Gdansk. En este paseo podemos encontrar la Zuraw, una grúa de origen medieval que en su momento era la grúa portuaria más grande del mundo conocido, símbolo hoy día de la gran tradición de astilleros que hay en la ciudad.

Y hablando de muelles y de astilleros, es imposible no recordar a un hombre que trabajaba en aquellos Astilleros Lenin junto a otros miles. Un tal Lech Wallesa que, por si no lo recuerdan, encabezó unos movimientos sindicales en los años ochenta que desembocaron en la caída del comunismo en Polonia, ganó el Premio Nobel de la Paz y llegó a presidir el país en los noventa.

Foto 1 | Flickr – Ruben Holthuijsen
Foto 2 | Flickr – Charlie Jackson


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.