Cosas que ver en Benicàssim mientras estás de festivales

por el 24 Abril 2017

benicassim-verano-festivales

Benicàssim es una pequeña población castellonense que ha aparecido en el mapa gracias a los festivales que se celebran durante el verano. Es un pequeño núcleo urbano que cuenta con casi siete kilómetros de playas y una gran oferta hotelera y hostelera capaz de cubrir las necesidades de los miles de turistas que llegan hasta Benicàssim cada verano. Hay tres granes festivales estivales, ya que al FIB en julio y el Rototom Sunsplash se ha unido el San San Festival en Semana Santa.

Además, a lo largo del año hay muchos festivales mas pequeños que reúnen a muchos aficionados a los más variados estilos musicales. El BEF, de música electrónica, que también se celebra en verano, o el festival de Blues que llega en el mes de junio son alguna de las demás ofertas musicales. Pero Benicàssim es mucho más que todo eso y se puede disfrutar de muchas atracciones turísticas para vivir unas vacaciones excelentes entre festival y festival.

Playas, rutas de senderismo y cultura entre festivales

Benicàssim cuenta con un pequeño casco urbano, que no es el centro de la fiesta, ya que el principal punto turístico está junto a las playas. Un extenso paseo marítimo conecta la localidad con el Grao de Castellón, el distrito marítimo de la capital de la Plana. Además de poder ir hasta Castellón andando se puede ir también en bicicleta gracias al carril bici que discurre por el mismo. Además, este carril llega hasta Oropesa, gracias a la conexión con la Vía Verde que discurre por la antigua vía del tren y que llega hasta Oropesa del Mar.

La zona más al Sur está ocupada por bloques de apartamentos y a medida que se llega hasta la parte más al Norte, se pueden encontrar villas como las que levantan en el Paseo Pilar Coloma. Estas villas son de finales del siglo XIX y el principio del XX y que tienen un estilo modernista que acogieron a las familias más importantes de la sociedad castellonense y valencianos, hasta el punto que recibió el nombre de el Biarritz valenciano. Junto a estas villas se levanta el emblemático Hotel Voramar, que ha sido escenario de varias películas y series de televisión a lo largo de varias décadas y en el lado Sur, la Torre de San Vicente, una de las torres de vigilancia de la costa castellonense.

benicassim-entre-festivales

En el casco urbano se puede encontrar la calle Santo Tomas, que atraviesa la población. Junto a ella está la Plaza de los Dolores y la calle de los Dolores, que reúnen a la mayoría de restaurantes, bares y pubs del casco urbano. También está las bodegas y destilerías del Carmelitano, un licor que se elabora con plantas aromáticas del Desierto de las Palmas y que se puede visitar para descubrir los secretos de la elaboración del licor.

El parque natural del Desierto de las Palmas se levanta un poco más al Oeste de la población y cuenta con varias rutas de senderismo que se adentran en la montaña. No es lo que uno se espera, ya que el término Desierto se refiere a un lugar de oración y retiro espiritual donde se levanta un monasterio de monjes carmelitas. Una de las plantas que nace de forma endémica en la zona son las palmas, que dan nombre al lugar.

En Benicàssim también se encuentra el único parque acuático de la provincia, Aquarama, que ofrece otro tipo de distracción y que puede ser una excelente manera de relajarse y soltar adrenalina entre concierto y concierto gracias a sus impresionantes toboganes acuáticos. Playas, restaurantes y mucha oferta cultural y festiva son parte indispensable de una pequeña ciudad que ofrece festivales y muchos más alicientes para disfrutar del verano.

Foto 1 | Jbdodane – Flickr
Foto 2 | Arjan Veen – Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *