El Castillo de Simontornya en el Condado de Tolna

por el 16 Junio 2014

Castillo Simon
Algunas poblaciones de Hungría destacan, exclusivamente, por sus monumentos arquitectónicos, muy representativos de gran parte de su historia. Es el caso del que nos ocupa hoy, localizado en la ciudad de Simontornya, en el Condado de Tolna. Una ciudad cuyo edificio más simbólico es su castillo.

El Castillo de Simontornya es una fortaleza que data del siglo XIV, situándose en el borde norte de la zona montañosa del condado. Debido a las diversas reformas sufridas a lo largo de los años, se la ha encuadrado dentro de un estilo arquitectónico renacentista, basándose, sobre todo, por el aspecto que presenta a día de hoy.

Aunque se conoce del lugar de su asentamiento desde finales del siglo XIII (en el cual ya existía una construcción fortificada), fue ya en el siglo siguiente cuando el castillo comenzó a tener más vivacidad, sobre todo por que pasaba de unas manos a otras de diferentes familias aristócratas húngaras.

La etapa de mayor esplendor llega en la primera década del siglo XVI, en la que se destacó la construcción de la torre de ladrillos vistos que se contempla a día de hoy, otra nueva torre junto a esta para salvaguardar la puerta de entrada del castillo y modificaciones en las alas del mismo, siendo modificadas las barandas y las fachadas.

A partir de la década de los sesenta (en el siglo XX), comenzaron trabajos arqueológicos y de restauración que derivaron en la apertura del museo del castillo, en 1975. A través de este museo, podemos conocer setecientos años de historia de la arquitectura en el país magiar a lo largo de cuatro plantas.

En la planta baja, observamos diversos objetos (como armas, cerámicas y azulejos) y documentos (entre ellos, el primero que menciona al castillo en 1347 y otros relacionados con los diferentes propietarios del castillo) de la historia del castillo. También encontramos, en otra sala, varios objetos que datan de la etapa turca en Hungría.

En la primera planta, existe una galería dedicada a mostrar retratos de la nobleza húngara. Mientras que, en las plantas segunda y tercera (en esta podemos contemplar una chimenea del gótico tardío que ha sido restaurada), se realizan exposiciones temporales de artes plásticas de artistas internacionales.

Un lugar de interés artístico y arquitectónico para conocer parte de las raíces del país magiar, en especial, relacionado con su noble linaje. El museo del castillo abre sus puertas, del 1 de abril al 30 de septiembre, en horario de 10 de la mañana a 1 de la tarde y de 2 a 5 de la tarde, cerrando los lunes. Del 1 de octubre al 31 de marzo, sólo abierto de 10 de la mañana a 2 de la tarde, cerrando domingos y lunes.

Vía | wikipedia
Foto | civertan.hu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información