La Volkswagen, los coches del pueblo

La Volkswagen, los coches del pueblo

Escrito por: Xavi    13 marzo 2015     Sin comentarios     2 minutos

En la década de los años 30, acceder a un vehículo propio era una empresa muy complicada y más en un país como Alemania, que tras la «derrota» en la Primera Guerra Mundial atravesaba una terrible crisis económica. Esa coyuntura fue el caldo de cultivo perfecto para el nacimiento de una gran marca alemana de automóviles: Volkswagen.

La traducción del nombre de esta marca significa «coche del pueblo», lo que deja a las claras el por qué nació. La idea era que todos los alemanes pudieran tener un coche, crear una gran industria del automóvil, y para ello Hitler le dio el encargo a su buen amigo Ferdinand Porsche, el ingeniero de Stuttgart que junto a su hijo crearían la famosa marca de grandes y caros automóviles de lujo.

La creación de la marca conllevaba también consigo la creación de una ciudad para albergar a todos los trabajadores de la fábrica. El pueblo de Fallersleben, en la Baja Sajonia, fue el elegido ya que tenía central eléctrica y transporte fluvial, naciendo así la ciudad de Wolfsburgo, la que fue y sigue siendo la ciudad de la Volkswagen.

Toda esta historia, mucho más detallada, la encontraréis en el gran museo que esta marca alemana tiene junto a su sede. Además, podréis ver los modelos más famosos que fabricaron, entre ellos los históricos Beetle (el escarabajo de toda la vida), el T1 y el T2 (lo que llamamos la furgoneta de los hippies) o el Sedan, un coche que en países como México se seguían fabricando hasta hace nada.

El museo se encuentra en Wolfsburgo y abre de martes a domingo entre las 10:00 y las 17:00 horas. Las entradas tienen un coste de 6 euros para los adultos.

Web oficial | AutoMuseum Volkswagen
Foto | Wikimedia Commons – Axel Hindemith

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.