Retz, pequeña ciudad vinícola

Retz, pequeña ciudad vinícola

Escrito por: slopez    17 noviembre 2013     Comentario     3 minutos

En el estado de Baja Austria encontramos una pequeña localidad que destaca, sobre todo, por su extensión de viñedos y, en consecuencia, por su tradición vinícola. Esta población, que no alcanza los cinco mil habitantes, tiene casi un doce por ciento de su terreno cubierto por bosques. Hoy, vamos a recorrer las calles de la ciudad de Retz.

La historia de Retz se remonta finales del siglo XII, iniciada por un monasterio de la Orden de los Dominicos que daría lugar, en el siglo XIV, a la ciudad de Retz. Gran pasado relacionado con lo católico, las iglesias y otros edificios de la zona fueron destruidos a lo largo de los siglos por diferentes contiendas. Hoy en día, Retz destaca por su producción en vino.

Su fama se debe, fundamentalmente, a lo seco de sus suelos, lo cual favorece a los viñedos. Todos los años, el último fin de semana de septiembre, es un festival auténtico y dedicado a la producción vinícola, donde se pueden degustar los mejores vinos, no sólo de Austria, sino, también, de gran parte del resto de Europa.

Pero no sólo son viñedos lo que podemos apreciar en la localidad de Retz. Edificios históricos y museos, unidos a importantes eventos anuales, destacan en esta ciudad. Edificios como el Verderberhaus, la Dominikanerkirche (iglesia de los Dominicos) o el Molino de Retz. Y museos como el Museo de la Bicicleta (en el Castillo Gatterburg), el Museo de Retz o el Retzer Erlebniskeller, uno de los mayores sistemas de bodegas de Europa Central.

El Verderberhaus es una construcción de estilo renacentista que data del siglo XVI (aunque había sido, inicialmente de estilo gótico en el siglo XIV) y se encuentra localizado en una antigua ruta comercial de la ciudad, denominada “paseo a caballo”. Su arco interior nos introduce en una pequeña galería que une las avenidas de Krems y Znojmo.

El año de la fundación de la Iglesia de los Dominicos se fija en 1279, siendo construidos en la parte suroeste de la ciudad. Se considera la iglesia monasterio más antigua de toda Austria. Mientras que el Molino de Retz, un molino de viento que aún se encuentra en uso, hoy en día, y que data su construcción del siglo XVIII.

El Museo de la Bicicleta (Fahrradmuseum) se encuentra ubicado en el Castillo Gatterburg y en él encontramos exposiciones que muestran la historia de la bicicleta (desde principios del XIX) y hasta un total de ciento cuarenta bicicletas, además de materiales de las mismas, luces, accesorios y fotografías diversas.

Una de las mayores (y más relacionadas con su actividades) atracciones posee Retz es el Retzer Erlebniskeller, en el que un recorrido por un extenso laberinto que nos permite conocer la historia de las bodegas de la ciudad. Las visitas guiadas incluyen degustación de vinos pero exigen una ropa adecuada a la temperatura de la zona. Se pueden hacer visitas individuales o en grupo y, en los meses de Noviembre y Diciembre, a las 2 de la tarde.

Aunque pequeña en dimensiones y en volumen de población, no deja de ser interesante la historia y el contenido de la ciudad de Retz. Para los amantes del vino, cita obligada si visitan Austria. Y, para los que no lo sean tanto, una manera de descubrir otra pieza del puzzle que compone la maravilla del país austriaco.

Vía | en.wikipedia
Foto | flickr-flightlog


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.