El cementerio de coches del bosque de Chatillon

Escrito por: Xavi    12 agosto 2013     2 minutos

Las Ardenas están llenas de recuerdos de la amarga de Segunda Guerra Mundial, algunos de lo más curiosos como el que te vamos a descubrir hoy. Y es que ahora vamos a hablar de un cementerio de coches abandonados, un lugar muy curioso que se encuentra en los bosques que rodean un pequeño pueblo llamado Chatillon.

En este pueblo del sur de Bélgica se encuentra una enorme colección de vehículos, ya en lamentable estado, prácticamente escondidos en un frondoso bosque. Y la historia de como surgió este curioso lugar, que otrora fue cuatro veces más grande lo que es ahora, es bastante curiosa.

Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, comenzó el repliegue de tropas. Miles de jóvenes tenían que regresar a sus países, y el transporte de tropas y de sus enseres resultó mucho más costoso de lo que se esperaba. Hasta al punto de que no llegó presupuesto para transportar a la mayoría de los vehículos. Y así es como quedaron abandonados en estos bosques tanto vehículos militares como vehículos particulares de los que hacían uso los miembros del ejército de los Estados Unidos.

Como decía antes, el cementerio en su momento fue mucho mayor de lo que es ahora. Pero claro, muchos de aquellos vehículos abandonados fueron reutilizados, o al menos buena parte de sus piezas para recambios. Aún así, lo que todavía queda, ahí perdido entre la maleza, han hecho que este lugar que nos transporta a otra época haya tomado cierto interés.

¿Es o no es un sitio curioso? La verdad es que sí, aunque dado que se encuentra en un lugar poco accesible y en un pueblo poco conocido lo hace un sitio difícil de conocer. Aún así, para aquellos que estén de ruta en coche o caravana por las Ardenas puede ser una interesante aventura.

Foto | Weezbo

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.