La estación de tren de Lieja – Guillemins

Escrito por: Xavi    10 septiembre 2014     2 minutos

El español Santiago Calatrava es un arquitecto de gran prestigio. Aquí en España hay lugares en los que no se le tiene en mucha estima, porque alguno de sus proyectos no han sido ni rentables ni prácticos, pero a nivel internacional su reconocimiento es prácticamente unánime.

De uno de sus proyectos destacados en el extranjero es del que vamos a hablar ahora: la estación de tren de Lieja – Guillamons. La gran ciudad de Valonia es un importante nudo de comunicaciones, no tanto con el resto de Bélgica sino de Bélgica con el resto de Europa. Esta estación de tren es de paso obligado para los trenes que van a París o que van a las principales ciudades de Alemania, por ejemplo.

La tradición ferroviaria es muy longeva. Prácticamente se podría decir que fue una de las primeras ciudades europeas en tener estación de tren, allá por el siglo XIX. Esta estación ha sufrido transformaciones a lo largo de todo este tiempo, como en los primeros años del siglo XX o en 1958 hasta llegar a finales de siglo, que es cuando se decide transformarla completamente y se le asigna a Calatrava esa misión.

La construcción de esta gran estación de alrededor de 50 mil metros cuadrados llevó nada menos que 13 años. Se inauguró definitivamente en 2009 y se habló de que costó más de 400 millones de euros todo el proyecto, más del doble de lo presupuestado al inicio que fueron 200 millones, lo que, evidentemente, no libró de críticas al arquitecto español.

Lo más espectacular de esta estación, que sirvió para que las líneas de alta velocidad llegaran a la ciudad, es la gran cubierta de acero y vidrio. Como en todas las estaciones del norte de Europa que se han modernizado, proteger al viajero de la atmósfera de fuera es lo más importante, sin desdeñar la importancia de la luz natural.

Foto | Flickr – Matthias Ripp

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.