Ajka, ciudad situada en las colinas

Ajka, ciudad situada en las colinas

Escrito por: slopez    27 octubre 2013     Comentario     2 minutos

Hay poblaciones que tienen su repercusión en la historia por diversos motivos. Unas, por que tuvieron un papel fundamental en el desarrollo de la misma, otras por su antigüedad, su cultura, y existen otras que incluyen, en su historia pasada o reciente, un determinado capítulo que les deja marcadas para siempre.

Este es el caso de la localidad de Ajka, situada en el condado de Veszprém y, más concretamente, en los Montes Bakony (al norte del Lago Balatón). Esta población quedó marcada en el mes de octubre del año 2010, cuando un escape de lodo tóxico se produjo y Hungría tuvo que declarar el estado de emergencia.

Pero no es justo juzgar a una ciudad por un hecho aislado de su historia. La realidad es que la antigüedad de Ajka se remonta a la época romana, siendo poblada, posteriormente, por el pueblo celta en el siglo XI. Su crecimiento más importante llegó a mediados del siglo XIX, cuando el carbón hizo su aparición.

Carbón que, al ser protagonista importante en el desarrollo de la ciudad, ha tenido su merecido homenaje desde entonces, a través del Museo de la Minería. Este museo fue inaugurado en 1965, presentando la historia del carbón en la ciudad. Lugares como una antigua herrería y diversas máquinas y elementos para el tratamiento del carbón se pueden visionar en este museo, de martes a viernes, de 11 de la mañana a 4 de la tarde, y sábados y domingos, de 10 de la mañana a 4 de la tarde. Lunes, cerrado.

Uno de los lugares más exóticos de la ciudad de Ajka es su Fábrica de Cristales. Esta fábrica data de finales del siglo XIX y en ella podemos encontrar unas de las mejores vajillas, cristalerías y piezas de arte de toda Hungría. Justo a su lado, tenemos su museo, donde conoceremos la historia del vidrio en Ajka desde sus comienzos. Ambos se localizan en el número cuatro de la calle Constitución.

Los edificios religiosos son algo que abundan bastante en la ciudad de Ajka. Entre ellos, tenemos que destacar la Iglesia Católica Romana de Tósokberénd (de principios del siglo XIX, en barroco tardío), la Iglesia Católica Romana de Ajka (de finales del siglo XVIII, en barroco tardío) o la Iglesia Evangélica, también de finales del siglo XVIII y perteneciente a la etapa del barroco tardío.

Son algunos de los lugares que podemos encontrar en la ciudad de Ajka para conocer otro pedacito más de la historia y la cultura de Hungría. A pesar de un capítulo desgraciado que aparece en su historial, la ciudad de Ajka tiene varias opciones que ofrecernos para darnos cuenta de que no se puede marcar un lugar por un accidente.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Bratislavska zupa

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.