Sopron, un viaje al pasado

Escrito por: bgarcia    3 julio 2012     2 Comentarios     1 minuto

Sopron está a solo unos kilómetros de Austria, a media hora en coche y a hora y media en tren de Viena. Es una interesante excursión de un día para hacer desde la capital austriaca, aunque también tiene buenos alojamientos para quien prefiera prolongar su estancia.

La ciudad que había sido celta, era un asentamiento romano cuando los alemanes, eslavos y por fin los magiares llegaron. Estos la fortificaron ya que era un emplazamiento estratégico en la ruta entre el Báltico y el Adriático. Construyeron las murallas y el palacio pero lamentablemente un incendio arrasó gran parte de la ciudad que fue reconstruida en estilo barroco. En la primera década de 1300, Sopron consiguió convertirse en una ciudad libre y se desarrolló como un importante centro comercial, cultural y educativo. Se mantuvo prácticamente intacta hasta la Segunda Guerra Mundial, tras la que debió ser restaurada en gran parte.

Entre los lugares más interesantes que ver en Sopron destaca la estatua de la Santísima Trinidad, una obra maestra del barroco en Hungría. También digno de verse es la Iglesia de las Ursulinas, un precioso ejemplo del neo-gótico. En Casa Stormo, frente al Ayuntamiento, edificio de 1896, se conserva una importante colección de arte. Várkerület es un conjunto de bonitas casas que fueron construidas en la línea interior del foso del castillo.

Sopron es un lugar vacacional en el que respirar aire puro, dar paseos en bicicleta o a pie por los alrededores, disfrutar de la hospitalidad de sus gentes, descansar en el lago Fert? y catar uno de los mejores vinos húngaros que se producen en esta zona.

Vía | Visit Hungary
Foto | Flickr-AZso

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.