Doonbeg, la pequeña fortaleza en el Condado de Clare

Escrito por: slopez    29 enero 2014     Comentario     3 minutos

La etapa medieval queda patente en muchos monumentos y edificios que se encuentran diseminados por toda Irlanda. A través de castillos y fortalezas se puede conocer dicha época y su repercusión en las tierras irlandesas. Pero esto no sólo queda patente en estos, sino también en varias de sus ciudades y poblaciones. Este es el caso de la localidad que nos ocupa hoy. Demos un paseo por la ciudad de Doonbeg.

Como decíamos anteriormente, conocemos la aldea de Doonbeg, con mayor fuerza, desde la Edad Media. De hecho, el propio nombre de Doonbeg significa Pequeña Fortaleza, muy típica de esta etapa medieval. Aunque se piensa que la denominación de fortaleza o fortín le viene derivado por el Castillo Doonbeg o por otra fortificación situada en la zona del río con anterioridad.

Uno de los lugares más señalados y significativos de Doonbeg es el puente de piedra que se encuentra situado en el punto central de la aldea y que cruza el río Doonbeg, además de dividir a la localidad en dos. Este puente tiene una gran importancia arquitectónica (posee siete arcos en su base) e histórica, ya que se cuenta que una señora de la aldea vivía bajo uno de los arcos, existiendo restos de su vivienda a día de hoy.

Doonbeg posee una moderna iglesia católica (construida a mediados de los años setenta, en el siglo XX y que sustituyó a una antigua construida a principios del siglo XIX), denominada la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Con planta octogonal, destacan sobremanera sus vidrieras interiores que fueron diseñadas para que los colores que las componen iluminaran el altar de la iglesia durante todo el día.

Otro de los monumentos importantes del pueblo es el Castillo Doonbeg o, más exactamente, las ruinas del Castillo Doonbeg. Construido en el siglo XVI, actualmente quedan los restos de la torre del castillo, situándose a unos setenta metros de altura. Una curiosa e interesante escalera de caracol nos conduce a la parte alta de la torre, desde donde podemos disfrutar de unas estupendas vistas de la zona.

Pero no sólo de cultura vive Doonbeg. Su oferta de ocio y entretenimiento también se encuentra por sus calles, a través de sus restaurantes y sus pubs, siendo la música y bailes tradicionales muy representativos en ellos. En el mes de Junio se celebra un festival de jazz y el Memorial Willie Keane de Canción y Danza, en octubre. Además, Doonbeg es sede del Festival de Teatro West Clare, que data de principios de los sesenta.

Como vemos, las huellas de la etapa medieval en Irlanda se pueden encontrar en cualquier rincón del país, por pequeño que sea. En este caso, nos podemos trasladar, cuando planifiquemos nuestras próximas vacaciones, a esta aldea del oeste de Irlanda y ubicada en el Condado de Clare. Recuerden. La localidad de Doonbeg, la pequeña fortaleza.

Vía | en.wikipedia
Foto | flickr-Irelandpmc

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.