La Abadía de San Galgano, en la Toscana italiana

La Abadía de San Galgano, en la Toscana italiana

Escrito por: Xavi    26 enero 2017     Sin comentarios     2 minutos

Cuenta la leyenda que un joven llamado Arturo de Bretaña fue capaz de sacar de la piedra en la que estaba incrustada y que, desde entonces y por hacer lo que nadie pudo hacer antes, fue proclamado rey. Todos sabéis esta historia, en sus miles de versiones, y todos sabéis que es una leyenda pero … ¿Y si os digo que no es única?

En la abadía de San Galgano nos encontramos con una espada clavada en una roca

Nos alejamos de la fría, lejana y ficticia Camelot y nos vamos a la real y colorida Toscana, una de las regiones más conocidas y turísticas de Italia. Allí, cerca de una localidad llamada Chiusdino, que a su vez está a unos 40 kilómetros de Siena, se eleva una antigua abadía erigida en honor a San Galgano, y dentro de esa abadía hay una espada clavada sobre una roca, tal y cual se cuenta en la famosa leyenda arturica.

¿Quién era San Galgano? Su nombre real Galgano Guidotti y era un ciudadano local que vivió en el siglo XII. Caballero de profesión y de vida bastante licenciosa, un día cambió completamente para bien y decidió entregarse a una vida religiosa. Así, clavó su espada sobre una roca para simbolizar su cambio de vida y se dedicó a su nueva profesión de penitente y ermitaño.

A su muerte, su tumba se convirtió en un lugar de culto popular en la región. Así pues, se levantó a lo largo del siglo XIII una abadía consagrada a San Galgano, este soldado que ya había sido elevado santo. La abadía alcanzó su mayor periodo de esplendor a lo largo del siglo XVI, pero fue cayendo paulatanimante hasta acabar completamente abandonada y en un estado casi ruinoso.

La leyenda de San Galgano también afirma que nadie pudo sacar nunca la espada de la roca

A pesar de estas condiciones, la Abadía de San Galgano se puede visitar perfectamente. Y sí, entre los altos muros de la abadía, desprovistos de techo, hay un lugar en el que se encuentra una roca que tiene una espada clavada. Se encuentra dentro de una de las capillas que mejor se conservan, llamada Rotonda de Montesiepi, y protegida por una envoltura de plexiglas, que la preserva del paso del tiempo.

¿Es esta espada y la figura de San Galgano la que realmente inspiró parte de la leyenda del Rey Arturo? Pues podría ser, al menos en parte, primero porque las coincidencias son bastante grandes y segundo porque fue precisamente por el siglo XII-XIII cuando toma forma toda la leyenda arturica en el acerbo popular. Así que, quién sabe, cuál leyenda inspiró a cuál, o si ninguna lo hizo y las dos vienen de historias mucho más antiguas.

Foto | Flickr – Enrico Giubertoni


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.