El Castillo de Almourol

Escrito por: Xavi    14 marzo 2016     1 minuto

En muchos lugares nos encontramos con pequeños islotes, ya sea cercanos a la costa o en la cuenca de los ríos, que pese a su tamaño son protagonistas de muchas historias. Las civilizaciones ancestrales aprovecharon muchos de esos lugares casi perdidos e inaccesibles para levantar templos, y muchos templos terminaron más tarde convertidos en castillos.

Es lo que ocurre con el Castillo de Almourol, una enigmática fortaleza que ocupa completamente un islote en medio de las aguas del río Tajo. Un islote también protagonista de muchas historias relacionadas con su antigua ocupación y que, para conocerlo hoy en día, tenemos que tomar como referencia la localidad de Vila Nova da Barquinha, que está dentro del distrito de Santarem.

El castillo se erigió más que probablemente durante la época musulmana, se estima que durante el siglo VIII. Tras la conquista cristiana, estas tierras cayeron en manos de la Orden de los Templarios y reconstruyeron el castillo para asegurar la defensa de la zona junto con otras fortalezas como la de Tomar. Ésta concretamente de Almourol servía como una especie de aduana, para controlar el tráfico fluvial a través del río.

Caída la Orden del Temple, el castillo cayó en el abandono aunque desde el siglo XIX y a rachas ha sido objeto de restauraciones para su conservación. Hoy día está abierto al completo a las visitas turísticas, que cubren el tramo que separa el islote de tierra en pequeñas embarcaciones. Estas excursiones se pueden adquirir en la oficina de turismo de Vila Nova da Barquinha.

Foto | Flickr – Maria Jose Almeida

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.