La Casa del Infante, en Oporto

Escrito por: Xavi    20 mayo 2014     Sin comentarios     1 minuto

En el año 1394, un 4 de marzo, la familia real portuguesa se alojaba en la Casa de la Aduana de Oporto, un edificio levantado unas décadas antes con el fin de vigilar las recaudaciones de impuestos en la ciudad, y que también se usaba como residencia real durante las estancias de la familia en esta ciudad del norte del país.

Y dio la casualidad, como muchas veces ocurre, que en ese día y en ese lugar, la reina se puso de parto y dio a luz al Infante Don Enrique, el que fuera más tarde el famoso impulsor de la Era de los Descubrimientos. Por este motivo y desde entonces, se conoce a este edificio como la Casa del Infante.

Se trata de un pequeño edificio de la Rua da Alfândega, una calle encuesta de la zona de la Ribeira. A lo largo del tiempo, el edificio ha sufrido tantas reformas y transformaciones que del siglo XIV tiene poco ya, aunque al menos la fachada se ha mantenido más o menos intacta. Hoy día, además de ser sede del Archivo Histórico, es un museo para conocer como era el Oporto de la época, con maquetas, vídeos, dibujos, etcétera …

Todos los días abre en horario de 10:00 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas. El coste de la entrada es de 2’20 euros, aunque os saldría gratis con la Porto Card. Eso sí, si no queréis pagar pero tenéis interés en visitar este lugar, lo podréis hacer un sábado o un domingo, pues esos días no hay que pasar por taquilla.

Foto | Wikimedia Commons – Manuel de Sousa


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.