Las cervezas más famosas de la República Checa

Las cervezas más famosas de la República Checa

Escrito por: Xavi    7 diciembre 2016     Sin comentarios     3 minutos

La República Checa es uno de los países europeos cerveceros por antonomasia. No sólo hablamos de que se trata del país que, año tras año, más consume esta bebida, sino también de un lugar con una tradición milenaria en cuanto a su elaboración.

De ahí que se diga que la primera palabra que aprenden los turistas en la República Checa es pivo (cerveza) o piva (si se piden dos). Y ahora que ya sabemos cómo pedir, vamos a dar el siguiente paso y conocer qué podemos pedir, entre las cervezas más famosas de la República Checa.

Pilsner Urquel

En la ciudad más cervecera de la República Checa, Plzen, nació la marca Pilsner Urquel, una de las cervezas checas más famosas, pues se consume tanto dentro como fuera del país. Se empezó a elaborar desde a mediados del siglo XIX en una cervecería de la ciudad que hoy día todavía se puede visitar, y su receta original está considerada como la primera de tipo pilsener de toda la historia. Bajo su marca también se elabora otra rubia muy popular, la Gambrinus.

Bud?jovický Budvar

Bud?jovický Budvar es también otra de las cervezas checas conocidas a nivel mundial, y cuyos ingresos se cuentan por miles de millones. Su historia comienza a finales del siglo XIX en la ciudad de ?eské Bud?jovice, en el corazón de la Bohemia. De tipo Pilsener, su nombre original en alemán era Budweisser, lo que le ha llevado a tener litigios de marca con la famosa cerveza americana y con otra marca checa: Budweiser Pivovár.

Staropramen

Praga también tiene su propia marca de cerveza, Staropramen, y dado que en los bares de Praga acostumbran a servir el producto local, esto ha convertido a esta marca en la segunda cerveza más bebida dentro de la República Checa. Esta cerveza comenzó a elaborarse a mediados del siglo XIX y curiosamente se ha vuelto muy popular en otra tierra muy cervecera como es Irlanda, al punto de que es la lager favorita de los irlandeses.

Starobrno

Nuestra ruta cervecera acaba en otra ciudad, Brno, donde se sirve con orgullo la marca local Starobrno. Hoy día bajo el abrigo del gran grupo Heineken International, esta cerveza es una de las que más historia tiene del país, pues se viene elaborando siguiendo una tradición del siglo XIV, aunque se comercializa con este nombre desde el siglo XIX, época de gran auge y relanzamiento de la cerveza en la República Checa.

Krušovice

No nos queremos dejar sin conocer otra región checa de gran tradición cervecera, Zatec. Con el agua de sus manantiales y con el lúpulo que se cultiva y se exporta a todo el país se elaboran aquí cervezas como la Krušovice, otra cerveza que ya pertenece al grupo Heineken. Fábrica catalogada como Real, pues servía al rey, y con origen en el siglo XVI, podéis visitarla en la ciudad del mismo nombre.

Foto | Flickr – Blondinrikard Fröberg

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.