Curiosidades sobre el Vaticano que te interesará conocer

Curiosidades sobre el Vaticano que te interesará conocer

Escrito por: Xavi    27 marzo 2020     4 minutos

No podemos salir pero sí podemos leer y conocer algo más sobre los lugares que visitaremos en un futuro. Por eso, lee estas curiosidades sobre el Vaticano.

Estamos en plena pandemia, estamos confinados. Lo poco que podemos hacer es esparar hasta que recuperemos la normalidad, poner la parte que nos toca poner en esta tarea, y soñar con que vamos a hacer luego. Entre uno de mis sueños está viajar, y ya que vamos a tardar en hacerlo, al menos vamos a soñar y vamos a conocer un poco más sobre los lugares a los que nos gustaría ir.

Así las cosas, os traigo algunas curiosidades que quizás no sabías sobre el Vaticano. Y es que me da a mí que, en estos tiempos en los que nos agarramos tanto a la fe, el Vaticano tendrá un repunte de visitas, cuando se pueda, claro.

El país más pequeño del mundo

El Vaticano es un país dentro de una ciudad, Roma, así que no puede ocupar mucho espacio. De hecho, con menos de medio kilómetro cuadrado de extensión, tiene el honor de ser el país más pequeño del mundo. Igualmente, con menos de mil de habitantes censados, es el país menos poblado del mundo.

Las Basílica de San Pedro es una de las iglesias más grandes del mundo

La iglesia más grande del mundo, o no

A pesar de lo dicho anteriormente, hay algo en lo que el Vaticano suele aparecer en el número uno de la lista: la iglesia más grande del mundo. Como capital de la cristiandad, no repararon en gastos ni ostentosidad y la Basílica de San Pedro está considerada como la más grande del mundo, con cabida para más de sesenta mil personas.

Si bien, el libro Guinness de los récords desmiente esta afirmación y otorga el honor de iglesia más grande del mundo a otro templo. Es la Basílica de Nuestra Señora de la Paz de Yamusukro, en Costa de Marfil, una iglesia tan grande y tan ostentosa que el propio Vaticano se negó durante un tiempo a consagrarla, hasta que finalmente el propio papa Juan Pablo II lo hiciera en 1990.

Algunas leyes vaticanas

Del Vaticano se hace, no se nace. Y es que nacer en este país no otorga la nacionalidad. Esto es algo que se concede a los religiosos que trabajan para el Vaticano, y que se les quita cuando dejan de hacerlo. Otras leyes vaticanas que siempre despiertan curiosidad es que no hay divorcios en el país, o que la lengua oficial en la que opera sigue siendo el latín.

Aparte, hay que señalar que el Papa, pese a ser el Sumo Pontífice, no es quien manda realmente en el Vaticano. El pequeño país tiene su propio presidente del gobierno que se encarga de los asuntos de estado y temas ejecutivos. Eso sí, este presidente lo elige el propio Papa y la costumbre es que sea un cardenal de nacionalidad italiana.

El turismo es su fuente de ingresos

El Vaticano, que llegó a tener su propia moneda y que tiene su propio y además polémico banco, no subsiste a base de impuestos. Probablemente su principal fuente de ingresos sean las donaciones de los fieles, pero no podemos obviar que el turismo es uno de sus motores económicos.

Y es que son millones de turistas los que pasan al año por este pequeño país, que recibe de media a casi 50 mil visitantes por día. Repito, por día, que se dice pronto. La venta de entradas para acceder a la Basílica de San Pedro y los Museos Vaticanos y, en gran medida, la venta de souvenirs, dejan un buen dinero a diario en las arcas del estado.

La Guardia Suiza es el ejército que defiende al Vaticano desde el siglo XVI

La Guardia Suiza

El Vaticano es en verdad un país inseguro, porque abundan los carteristas para aprovecharse de los bisoños turistas. Si bien, tiene su propio ejército desde hace mucho tiempo, un cuerpo de élite que recibe el nombre de Guardia Suiza, formada por un centenar de varones y que tienen un uniforme bastante particular y colorido.

El origen de esta Guardia Suiza se remonta al siglo XVI. El por entonces papa Julio II pidió para su protección a los mejores y más fieros soldados, y los mercenarios suizos tenían y se habían ganado a lo largo del siglo XV la fama de ello. Desde entonces, el papa cuenta con la misma guardia y para acceder a ella hay que cumplir con una serie de estrictos requisitos.

Foto 1 | Flickr – Bradley Weber
Foto 2 | Flickr – Dennis Jarvis
Foto 3 | Flickr – Neil

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.