Un hotel con más de 50 mil libros

por el 26 Junio 2017

Un sitio muy especial

El día de hoy te contaremos algunas características de un hotel que te sorprenderá, se caracteriza por tener más de 50 mil libros. El lugar se encuentra en Óbidos, Portugal. Esta ciudad esta considerada como ciudad literaria.

El lugar parece mágico, se encuentra en un antiguo convento del siglo XVIII. Óbidos es una pequeña localidad a sólo unos 70 kilómetros de Lisboa. Las paredes del lugar, que en su momento estaban rodeadas de religiosos, están rodeadas actualmente de los mejores títulos y literatura del mundo.

El hotel se llama ‘The Literary Man’, en él encontramos más de 50 mil libros y el objetivo del ideólogo de este objetivo, el escritor Telmo Faria, es alcanzar y superar los 100 mil volúmenes. Seguramente llegará a cumplir sus sueños gracias a los acuerdos con sus editores y a las donaciones que a diario reciben de manos de particulares.

El hotel se llama ‘The Literary Man’, en él encontramos más de 50 mil libros.

La posibilidad de disfrutar de los libros no se limita únicamente a los espacios comunes, en algunas habitaciones se pueden encontrar algunas obras literarias, además, las habitaciones se caracterizan por estar decoradas con materiales ecológicos y están dedicadas a los escritores más célebres.

Óbidos es un lugar que ha sido declarado como Ciudad Literaria por la Unesco en el año 2015, la localidad tiene librerías en sus rincones y sitios en los que también se puede disfrutar de una degustación de vinos.

Sitios para recorrer en Óbidos

Óbidos es una encantadora localidad que se hizo conocida por ser un agradable destino para realizar una excursión de día desde Lisboa. Su tamaño es bastante pequeño, pero sus atractivos son muchos.

Uno de los sitios más reconocidos de esta localidad es La Porta da Vila. Se trata de la puerta principal para acceder al lugar, en ella encontramos una pequeña capilla que se decoró con azulejos esmaltados pertenecientes al siglo XVIII, pintados en azul y blanco. En ellos queda representada la Pasión de Cristo, su techo representa la corona de espina.

Otra buena alternativa es dar un paseo por las Murallas de la Ciudad. Estas murallas rodean la ciudad y se pueden conocer caminando bordeando la totalidad del perímetro. Desde sus murallas se podrán disfrutar de unas vistas maravillosas sobre los tejidos con tejas de color terracota y las casas de la ciudad están pintadas en blanco.

Este recorrido lleva aproximadamente una o dos horas, el camino posee varios riesgos y no hay demasiada seguridad.

Vía | Clarín
Foto | Pixabay – Gelinger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información