Visitar Bruselas en dos días: todo lo que no te debes perder

Visitar Bruselas en dos días: todo lo que no te debes perder

Escrito por: Victor Alós    7 diciembre 2019     4 minutos

Si has pensado en una escapada a Bruselas de dos días, o has pensado en una parada en la capital belga de un par de días durante tu viaje, hay cosas que no te has de perder durante tu viaje. Así que te ofrecemos los principales atractivos de la ciudad que no puedes perderte durante tu breve estancia en Bruselas. Si te gusta la ciudad, te aconsejamos que cojas algún día más, porque hay muchos rincones que vale la pena conocer.

Visitar Bruselas: Día 1

El punto de partida de cualquier visita en Bruselas ha de ser la Grand Place. Esta impresionante plaza es el centro neurálgico de Bruselas y además, una de las plazas más interesantes y bonitas de Europa. Está flanqueada por edificios muy interesantes, entre los que destaca el ayuntamiento y tiendas típicas en las que puedes disfrutar de chocolates y productos típicos de Bélgica. Cada dos años el suelo de la Grand Place se cubre de flores formando una colorida alfombra que viste de color este emblemático lugar. La próxima vez que se haga será del 13 al 16 de agosto de 2020 y la siguiente, en 2022.

Bruselas Grand Place Flores

Partiendo de la Grand Place y yendo por la Rue di Midi se llega hasta uno de los símbolos de Bruselas, el Menakken Pis. Normalmente la estatua se muestra desnuda, pero a veces se le viste con uno de los muchos vestidos que tiene la figura a su disposición y que se utiliza en algunas ocasiones.

También se puede buscar a su hermana, Jeanneke Pis, que se encuentra en el Impasse de la Fidelité, 10, un pequeño callejón no muy alejado de su hermano gemelo. La visita por el centro puede continuar por las Galerías Saint Hubert, las primeras galerías comerciales de Europa en la que se reunían los artistas de la época en que se inauguraron, el año 1948.

Está compuesta por tres galerías, la Galería del Rey, la Galería de la Reina y la Galería de los Príncipes, se accede por tres calles y se puede admirar su techo acristalado. Si eres aficionado al mundo del cómic verás que hay muchos murales con personajes de la BD francobelga, así que te irás encontrando con muchos de ellos durante tu ruta. Si quieres profundizar más, en el Centro Belga del Cómic encontrarás todo lo que necesitas saber del noveno arte, muy reconocido y apreciado en Bélgica.

En sus salas encontrarás páginas originales de grandes autores, además de recreaciones de los estudios donde trabajaban y donde daban forma a sus obras. Está ubicado en Rue de Sables, 20 y es una visita curiosa y muy atractiva.

Bruselas Palacio Real

Segundo día

El segundo día puede comenzar en el Atomium. Este símbolo de Bruselas se encuentra en la Square de l’Atomium, a la que se accede desde la parada de metro de Heysel. Es una visita que dura un par de horas y para la que hay que reservar hora. El precio de la entrada regular es de 15 euros y se puede contemplar esta maravilla creada para la Exposición Mundial de 1958.

Junto a este peculiar edificio se encuentra Mini Europe, un parque temático que reproduce los principales monumentos de Europa a escala. Se puede caminar por sus paseos e ir admirando los distintos monumentos que se muestran. Desde la Torre Eiffel hasta la Puerta de Brandemburgo, el Big Ben o la Puerta de Alcalá. Un buen plan para completar una mañana de visita.

Mennaken Pis y las otras curiosas estatuas de Bruselas

Mennaken Pis y las otras curiosas estatuas de Bruselas

LEER MÁS

Después se puede tomar el metro hasta el Parque de Bruselas, el más importante de la ciudad y donde se puede encontrar un rincón muy agradable para pasear y completar ese segundo día en Bruselas. A un lado del parque se encuentra el Palacio Real, que fue hogar de los reyes belgas. Se puede visitar, pero solo en verano y en sus numerosas salas hay obras de arte y un pedazo de historia del país.

Con esto se puede tener una completa visita a Bruselas, aunque desde luego queda mucho más para recorrer. Con un par de días más se puede conocer mejor esta ciudad que está repleta de rincones interesantes y lugares donde poder relajarse, disfrutar de unos mejillones con patatas fritas y, por supuesto, disfrutar de una de las excelentes cervezas belgas.


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.