Gastronomía en Cantabria

Gastronomía en Cantabria

Escrito por: slopez    8 abril 2013     2 Comentarios     3 minutos

Dentro de unas planificadas vacaciones, siempre hay que dejar un apartado para degustar los mejores platos y bebidas de cada lugar que visitamos. Dentro de la comunidad autónoma cántabra, podemos encontrar diferentes especialidades, tanto en marisco y pescado como en carnes, al igual que magníficos postres y bebidas típicas de la tierra. Vamos a probarlas.

Si por algo destaca la zona cántabra es por su selección de pescado y marisco (normal cuando estás bañado por el Mar Cantábrico). Aunque toda la costa es válida para ello, destaca sobremanera la bahía de Santander, donde se pescan estupendos ejemplares de almejas, mejillones, berberechos o nécoras, entre otros. Pescados como la lubina, la merluza o los cabrachos son los más llamativos. Platos típicos en ese sentido son las almejas a la cazuela o la merluza en salsa verde.

La ternera es la carne más abundante en Cantabria, con un tipo de especie vacuna llamada vaca tudanca, autóctona de la región. La fama de esta carne hace que todos los años se celebre allí la feria ganadera más importante de España. La carne de caza también es rica de degustar con el venado, el corzo o el jabalí.

Uno de los platos más tradicionales de Cantabria, y que nunca debemos dejar de probar si pasamos por estas tierras, es el famoso cocido montañés. Alubias, berzas, chorizo y morcilla de arroz se guisan junto a la carne de cerdo (o chon como se llama en Cantabria) para crear un plato que aporta gran cantidad de calorías (una vez al año, no hace daño) y que también es llamado Puchera Montañesa.

Después de una buena comida, un postre nunca sienta mal para contrastar el salado con el dulce. Los sobaos y las quesadas pasiegas son los más destacados, además de el hojaldre, que recibe diferentes nombres dependiendo del lugar (corbatas en Unquera y San Vicente de la Barquera, polkas en Torrelavega o sacristanes en la localidad de Liérganes). A esto, debemos unir la calidad de la leche cántabra, de la que derivan ricos productos por toda la región.

Y si nos hemos quedado algo llenos con una opípara comida, nada mejor que rebajarlo con la bebida típica de Cantabria: el orujo. El orujo se elabora de manera artesanal y su origen se remonta al siglo XIV, en el Valle de Liébana. Destacar también la sidra y el chacolí (un tipo de vino blanco), sin olvidar sus excelentes vinos con dos certificaciones de origen, Vino de la Tierra Costa de Cantabria y Vino de la Tierra de Liébana.

En cualquier rincón de Cantabria podemos probar cualquiera de los productos que el mar y la tierra dan para nuestra satisfacción. Sin duda que Cantabria, una de las tierras con más tradición gastronómica, nos dejará un muy buen sabor de boca tras haber probado estos excelentes bocados típicos y tradicionales.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Aleyda Solis

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.