La gastronomía de Hungría

Escrito por: slopez    13 junio 2013     2 Comentarios     3 minutos

Uno de los aspectos más destacados de las culturas de los diferentes países del mundo es su gastronomía. Y en eso, Hungría no iba a quedar en mal lugar. Con más de mil años de historia a sus espaldas en el arte culinario, vamos a conocer un poco más al país magiar en ese campo.

Si algo caracteriza a la cocina de Hungría es su uso de los aromas y los elementos picantes para dar un toque muy sabroso a sus comidas. Los pimientos, el pimentón y el ajo son los productos más usados, unidos a embutidos como el salami que pueden elaborarse con mezcla de carne de cerdo y ternera.

El plato más conocido de Hungría es el Gulash. Elaborado con muchas especias, incluye carne de cerdo, cebolla, pimiento y pimentón. Este estofado se encuentra también en otros países de la Europa Central y está considerado un plato típico casero que también se puede presentar como sopa.

Dentro de los platos con carne, encontramos el Pörkolt, que se elabora con carne de cerdo o vaca y, en algunas ocasiones, con ternera. Se sirve caliente con una guarnición de pasta denominada tarhonya (pasta elaborada en trozos pequeños, inferiores al tamaño de los garbanzos)

También destaca en carnes las salchichas como las tradicionales de Debrecen (llamadas Debrecen), las Kolbász (salchichas elaboradas con pimentón), y otras representativas de ciudades del país como las de Beckéscsaba y Gyula. Tampoco debemos dejar de probar el hígado de ganso llamado Libamáj.

En pescados, tenemos desde el Halászlé (una sopa picante de pescado que posee algunas variables en base a las especias y al pescado utilizado en su elaboración) hasta los pescados al horno en distintos estilos como el Kárpáthy, que se acompañan con un salteado de setas y gambas.

Mientras degustamos una sabrosa comida húngara, podemos acompañarla de un buen vino, bien tinto o blanco. En tinto, destaca el vino de mesa Bikavér, el más popular de Hungría. Algo más refinado aparece el Egri Bikavér (Sangre de Toro), elaborado en el Norte del país, concretamente en la ciudad de Eger.

Y para finalizar una buena comida, un dulce postre. Postres tan exquisitos como el Dobostorta (un pastel hecho de moca y caramelo), el Somlói galuska (pastel de nueces y pasas al ron, servido con chocolate fundido y nata montada) o el Madártej, un pastel de leche con vainilla con bolas de clara batida flotando en él.

Si esto no es suficiente para convencerlos a probar la cocina de Hungría, háganlo ustedes mismos. Siéntense en cualquier buen restaurante de las ciudades del país y saboreen este torrente de sabores variados en comida y bebida que ofrece la cultura culinaria del país magiar.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Michela Simoncini


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.