La gastronomía alemana: Estado de Sajonia

Escrito por: slopez    9 mayo 2013     Sin comentarios     2 minutos

Va quedando menos para que nuestro recorrido por el arte culinario de los estados de Alemania llegue a su fin. Nuestra parada de hoy se produce en el estado de Sajonia. A través de los restaurantes de ciudades tan importantes como Leipzig o Dresde, podemos conocer como se mueve la gastronomía en este estado.

Las influencias que recibe vienen derivadas de las distintas regiones que la componen, además de ciertas referencias internacionales como las de los países eslavos. Sin embargo, no pierde la costumbre de Alemania en general, siendo la patata uno de sus ingredientes estrella. A esta se unen pescados como las carpas o las sardinas y, sobre todo, una gran tradición en postres.

Hablando de las patatas, tenemos el Glitscher. Este plato se elabora con patatas peladas y ralladas, que se mezcla con huevos, harina, cebolla, bacon, queso, suero de leche, levadura, sal, pimienta y mejorana, consiguiendo una masa que, después, se fríe en grasa caliente para obtener una deliciosa tortilla.

Otros platillos interesantes que encontramos en las diferentes zonas de Sajonia son los Saure Flecke (lo que popularmente conocemos en España como callos) o los Sächsische Wickelklosse, conocidos en Alemania como Klosse. Son una especie de albóndigas que pueden tener diferentes rellenos (de carne, de queso, de patata, etc), dependiendo del lugar. En el caso de Sajonia, se usa una mezcla de todo un poco.

Entre los platos dulces más destacados que podemos probar, recomendamos los siguientes. El Plinsen, especie de tortilla que acaba siendo rellenada con mermelada, azúcar o crema de chocolate. Aunque también existe una variedad en salado con carne de cerdo o queso, es más popular dulce, pudiendo comerse frío o caliente.

Otros postres interesantes de Sajonia son el Quarkkeulchen, muy tradicional de este estado. Son unos pastelitos realizados con patata, queso, huevo y harina, espolvoreados con azúcar, canela y vainilla y acompañados, a veces, de limón y pasas. O el Kalter Hund, rico pastel hecho con galletas de mantequilla, chocolate y mantequilla de coco.

Y en cuanto a bebidas, posee una buena tradición en vinos blancos, gracias a sus terrenos vinícolas, pero destaca, sobre todo, por su café. Especialmente, la ciudad de Leipzig ofrece una gran tradición en café, por lo que debemos degustarlo en las innumerables cafeterías que nos ofrece, tanto de día como de noche.

Vía | wikipedia
Foto | flickr-Moviesteve


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.