El Monasterio de Klosterneuburg en Viena

El Monasterio de Klosterneuburg en Viena

Escrito por: slopez    4 marzo 2013     2 Comentarios     3 minutos

La capital de Austria, Viena, siempre está ofreciendo interesantes visiones de la cultura del país austríaco. Numerosas edificaciones son representativas en la zona y son un auténtico lujo para todos los visitantes que la recorren durante todo el año. Hoy vamos a detenernos en el Monasterio de Klosterneuburg.

Este Monasterio, ubicado en la población del mismo nombre, al oeste de Viena, también es conocido como el Monasterio del Danubio por encontrarse situado en una colina, elevada de manera directa desde las orillas del mismo río, siendo reconocido como uno de los lugares de carácter cultural y religioso más importante de todo el país. Este Monasterio fue creado en el año 1114, convertido, desde 1133 hasta la actualidad, en lugar de los Canónigos de San Agustín.

Al entrar al monasterio, podemos encontrarnos con la Sala Terrena. Esta estancia, de estilo barroco, acoge diferentes obras del mismo estilo para deleite de todos los visitantes. Está formada por ocho columnas de gran altura y en ella se realizan diversos recorridos temáticos para impregnar de cultura a todo aquel que lo desee.

Para poder realizar un recorrido lo más completo posible, se puede dividir el mismo en tres tipos de rutas. La primera, nos hace pararnos en el Camino Sacro, con una de las obras más famosas de la Edad Media: el Altar de Verdun. Aunque su nombre pueda confundirse con el de la ciudad francesa de Verdun, la obra fue creada en Klosterneuburg. Dicho altar está compuesto por hasta cincuenta y un mosaicos diferentes que representan episodios del Antiguo y Nuevo Testamento. Siguiendo con la ruta, y tras finalizar el Altar de Verdun, podemos contemplar diferentes frescos de la colegiata y el espectacular órgano, perteneciente a principios del Barroco.

Después, nos adentramos en el recorrido del Camino Imperial. Esta vía nos permite visitar las diferentes estancias imperiales del monasterio, así como las esplendorosa Sala de Marmol, además de mostrarnos toda la riqueza de la época Barroca de los príncipes. Un interesante trayecto que enlaza con la majestuosidad de la etapa principesca austríaca.

La última de nuestras rutas nos traslada a la bodega subterránea del monasterio(a unos 36 metros de profundidad), la más antigua de toda Austria. La historia vinícola de la región se muestra en esta antiquísima bodega que, además, ofrece en su Vinoteca catas de vinos y venta de los mismos a todos los que quieran llevarse un sabroso recuerdo del monasterio.

Otros lugares, además del museo y los claustros, que se pueden visitar son la Sala Barroca de San Agustín o el Granero de Cooper, además de poder finalizar la visita al monasterio en el restaurante Schüttkasten, degustando una deliciosa comida, o en el Café Escorial, disfrutando de una magnífica vista. Durante todos los días del año, de 9 de la mañana a 6 de la tarde, las puertas del monasterio están abiertas al público, pudiendo reservar visitas guiadas que se realizan de 10 de la mañana a 5 de la tarde.

Vía | austriainfo
Foto | flickr-barnyz

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.