La ruta del Triángulo Daliliano en la Costa Brava

La ruta del Triángulo Daliliano en la Costa Brava

Escrito por: Xavi    28 octubre 2020     3 minutos

La ruta del Triángulo Daliliano en la Costa Brava es la ruta que une las localidades de Figueres, Portlligat y Púbol y que sigue los pasos de Salvador Dalí.

Si coges un mapa de la comunidad de Cataluña y unes con líneas las localidades de Figueres, Púbol y Portlligat, sale un triángulo. Es lo que allí en la Costa Brava llaman el Triángulo Daliliano, una ruta que permite conocer la vida y obra de una de las figuras de la artes españolas más importantes del siglo XX, Salvador Dalí, así como los lugares y paisajes que formaron parte de su vida diaria.

Dalí nació a principios de siglo en la localidad de Figueres, y en su ciudad natal dio sus primeros pasos, tomando clases de dibujo de bien pequeño y participando en exposiciones cuando apenas había llegado a la adolescencia. En Figueres podemos encontrar el Museo Dalí, un edificio que ya externamente llama la atención por su forma y colorido, destacando la Torre Galatea, que sirvió de última morada al pintor, y la gran cúpula bajo la cual descansan sus restos.

Antiguo teatro, fue restaurado y transformado en museo para albergar buena parte de las obras que pintó Dalí, aunque algunos de sus cuadros famosos los podéis ver en otros lugares como el Museo Reina Sofía de Madrid. Junto a la entrada para este museo podéis adquirir el ticket para acceder a Dalí Joyas, otro espacio expositivo anexo a este museo y que cuenta con una colección de joyas y piedras preciosas, obra y diseño del gran artista.

Dali vivió la mayor parte de su vida en esta casa en Portlligat

Llegados los años treinta, Dalí dejó su hogar y su ciudad natal y se instaló junto a la que iba a ser su esposa, la también artista conocida como Gala, en una casita en Portlligat. Este pueblo pesquero de la Costa Brava, que pertenece al municipio de Cadaqués, fue donde vivió el artista prácticamente casi toda de su vida, salvo un breve lapso de unos años en Nueva York. Hoy día, ese hogar reconvertido en Casa Museo, es uno de los alicientes para visitar este rinconcito, que seguramente habréis visto inmortalizado en algunas de sus obras.

Pero en 1982 Gala fallece y un Dalí ya envejecido y sin ganas de vivir decide cambiar de aires y mudarse al pueblo de Púbol, concretamente a un castillo que había comprado para regalárselo a su gran amor. Este castillo de origen medieval es hoy también un museo que guarda principalmente obras que Dalí había pintado o hecho para su mujer, así como un mausoleo donde fue enterrada esta también peculiar y surrealista artista rusa.

El Castillo de Púbol, el regalo de Dalí para Gala en Girona

El Castillo de Púbol, el regalo de Dalí para Gala en Girona

Gala fue la musa de Salvador Dalí y el amor de su vida, así que no es raro que el artista regalara un castillo a su musa para que reinara en Girona

LEER MÁS

Y cubriendo este triángulo entre estas localidades, que no distan muchos kilómetros los unos de las otras, se termina por conocer la excéntrica vida y obra del gran Salvador Dalí. Y de paso, como decíamos al principio, aquellos paisajes y aquellas luces que a buen seguro le inspiraron para muchas de sus obras.

Vía | Fundación Dalí
Foto 1 | Flickr – Dennis van Zuijlekom
Foto 2 | Flickr – Albert Aguilera


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.