historia

Los hijos de Carcasona, cinco castillos franceses
Lugares de interés

Los hijos de Carcasona, cinco castillos franceses

Escrito por: Xavi Vargas
4 Enero 2017
Sin comentarios
3 minutos

El antiguo condado del Rosellón fue objeto de deseo y disputa permanente entre los reinos de Aragón y Francia. Esta guerra constante por ese pedazo de territorio hace que esta zona del sur de Francia cuente con un número importante de castillos y que sea un lugar ideal para los amantes de este tipo de construcciones.

Estos castillos reciben comúnmente el nombre turístico de los "castillos cátaros". Ahora vamos a conocer cinco castillos de esta región, cinco castillos conocidos como Hijos de Carcasona, la famosa ciudadela amurallada que es Patrimonio de la Humanidad, al formar parte de un mismo entramado de defensa de la zona.

A 30 kilómetros de la ciudad de Perpiñán y muy cerca de Tuchan encontraréis sobre un risco el Castillo de Aguilar, o mejor dicho lo que queda de él. Y es que curiosamente esta fortaleza del siglo X fue mandada destruir por el mismísimo rey francés en el siglo XVI, para evitar así que acabara como refugio y escondrijo de ladrones y malhechores. Aún así, quedan en pie restos de muralla y la base de la Torre del Homenaje, todo del siglo XII.

Avanzamos en dirección sur oeste hasta pasar la localidad de Cucugnan para encontrar el Castillo de Quéribus, que data nada menos de la época carolingia, del siglo X. Situado también sobre un risco que le otorga una posición en altura y de difícil acceso, este castillo llegó a ser una de las fortalezas aragonesas más importantes al norte de los Pirineos allá por el siglo XIII, en la que fue la época de esplendor de un castillo que está algo restaurado y que se puede visitar sin problemas.

Unos kilómetros al norte del castillo anterior, pasando una localidad que se llama Duilhac-sous-Peyrepertuse, vais a dar con el Castillo de Peyrepertuse, una combinación de palabras que significa "piedra cortada". Esto se debe al lugar en el que se emplaza, un cerro a unos 800 metros de altura que es largo (unos 400 metros) pero no ancho. El castillo aparece en los libros de historia mencionado por primera vez en el siglo XI y ha sido testigo de numerosas batallas.

Seguimos en dirección norte hasta llegar a la comuna de Termes, hogar de un importante linaje familiar que tuvo en posesión castillos como el ya mencionado de Aguilar o el llamado Castillo de Termes. Fortaleza con origen en el siglo XI aproximadamente, a pesar de ser un importante bastión defensivo y de su importancia histórica, el castillo fue completamente abandonado y no ha sido restaurado como otros, de ahí a que tan sólo queden de él murallas y ruinas.

Y volvemos a poner rumbo suroeste para finalizar con el Castillo de Puilaurens, otra fortaleza que desde sus privilegiados 700 metros de altura domina todo el valle que se extiende a sus pies. Al ser la fortaleza más meridional, fue una de las que más ataques ha sufrido y más interés suscitó en aquellos tiempos convulsos. Se dice de él que allí empezó la leyenda de la Dama Blanca, una fantasmal nieta del Felipe IV francés que ha inspirado obras de arte y hasta una ópera.

Foto | Flickr - Andy Hay

Anfiteatro de El Djem, el coliseo de Túnez
Lugares de interés

Anfiteatro de El Djem, el coliseo de Túnez

Escrito por: Xavi Vargas
11 Diciembre 2016
Sin comentarios
2 minutos

La civilización romana también extendió sus dominios por el norte de África. De este modo, países actuales como Túnez, cuna anteriormente de los cartagineses, los que fueran grandes enemigos de los romanos por todo el Mediterráneo, presentan restos de la antigua Roma.

La ciudad de El Djem alberga un espectacular Anfiteatro Romano

El edificio más importante del patrimonio arqueológico romano en el norte de África se encuentra en una localidad tunecina llamada El Djem. Para llegar hasta este lugar del centro oeste del país, el medio más común es el autobús, en excursiones guiadas que normalmente parten de la capital, también llamada Túnez, que está a algo más de doscientos kilómetros y que por lo tanto lleva varias horas de camino.

En El Djem encontramos un anfiteatro romano, pero no uno cualquiera, sino el más grande que se puede encontrar fuera de Italia. Nada más ver los restos Thysdrus, bastante bien conservados pese al expolio que suelen sufrir este tipo de edificios y pese a su antigüedad, es inevitable pensar en el Coliseo de Roma, y es que dado que es posterior a éste para levantarlo tomaron como referencia la gran construcción de la capital italiana.

El Djem, conocida como Thysdrus en tiempo de los romanos, llegó a ser una ciudad muy próspera, mucho más de lo que parece hoy en día. Hay que recordar que el norte de África era el granero de Roma y que ciertas ciudades, como es el caso, llegaron a ser focos importantes de comercio de productos como el trigo o el aceite, lo que hizo que prosperaran.

Este lugar sirvió como escenario para el rodaje de la película Gladiator

Prueba de esta prosperidad son los restos de lujosas villas romanas que se han encontrado en excavaciones arqueológicas. Tanto para el populacho como para estos ricos comerciantes se construyó el Anfiteatro en las primeras décadas del siglo III después de Cristo, una época convulsa entonces en la que los emperadores apenas duraban unos cuantos años en el poder, con las intrigas y los asesinatos a la orden del día.

Catalogado como Patrimonio de la Humanidad, se estima que tenía una capacidad para albergar a 35 mil espectadores aproximadamente. El lugar, un gran desconocido en realidad, alcanzó nuevamente fama después de la película Gladiator, pues en realidad la reconstrucción del Coliseo para ese film se hizo en base a este Anfiteatro de El Djem y no en base al edificio romano.

Foto | Flickr - Panegyrics of Granovetter

La Union Jack y el resto de banderas principales del Reino Unido
Costumbres y tradiciones

La Union Jack y el resto de banderas principales del Reino Unido

Escrito por: Xavi Vargas
28 Noviembre 2016
Sin comentarios
3 minutos

La bandera del Reino Unido es una de las más famosas del mundo, tan famosa que hasta tiene nombre propio: Union Jack. Sus colores y su diseño, que datan del siglo XVII, han trascendido más allá de lo que representa, convirtiéndose en un icono mediático que se luce en prendas de ropa y en todo tipo de objetos: guitarras, coches ...

Es una bandera sencilla, pues la conforman las banderas que forman parte del Reino Unido, aunque no del todo es así. Vemos la bandera de Inglaterra, con supremacía sobre las demás, y vemos la bandera de Escocia, pero no vemos ni rastro de la bandera galesa ni tampoco de la actual Irlanda del Norte, aunque el territorio irlandés queda representado por las aspas rojas en diagonal, la Cruz de San Patricio.

Conocida en esencia la Union Jack, ahora vamos a ver qué representan las otras banderas del Reino Unido y su historia y significado.

La bandera de Inglaterra es sencilla, pues representa una Cruz de San Jorge, es decir una cruz de estilo griego en color rojo y sobre paño blanco. Es un símbolo que vemos en otras banderas y escudos, casos de ciudades como Génova, Barcelona o Milán, y se usa como bandera inglesa de forma más o menos oficial desde el siglo XIV, con dos principales teorías sobre su origen: una relacionada con las cruzadas y el patronazgo de San Jorge, y otra con una copia de la enseña genovesa.

San Andrés es el patrón de Escocia, así que su Cruz es la representativa de la bandera del país, en este caso aspas blancas sobre fondo azul. Tenemos banderas similares, como la de Tenerife que es calcada o la de Jamaica, mucho más colorida. Su origen se centra en una leyenda de una aparición milagrosa del siglo IX, aunque la bandera como tal y con esos colores se viene usando desde finales del siglo XVI, cuando se contaba que San Andrés se había aparecido sobre el cielo azul, de ahí el color de un paño que llegó a ser, antes de la oficialidad, incluso rojo.

Irlanda del Norte no tiene parlamento y por tanto no tiene bandera oficial. Su presencia en la Union Jack es la Cruz de San Patricio, aspas rojas sobre fondo blanco, que era el símbolo con el que se representaba a Irlanda al momento de elaborar la bandera británica, mientras que la bandera que usa extraoficialmente para representar al país es la Bandera del Ulster. Usada en el siglo XX y aún en competiciones deportivas, esta bandera es una Cruz de San Jorge con algunos símbolos añadidos, como la mano del Ulster dentro de una estrella de seis puntas.

Gales no aparece en la Union Jack porque por entonces formaba parte de Inglaterra. Su bandera, bautizada como El Dragón Rojo, fue adoptada oficialmente a mediados del siglo XX, aunque la historia del símbolo se remonta mucho tiempo atrás, a la época de los romanos que se establecieron en la región e introdujeron este elemento poco común en las banderas. Los colores blanco y verde son más modernos, pues son los que representaban a la casa Tudor, reyes del reino británico durante los siglos XIV, XV, XVI y XVII.

Foto | Flickr - Vaughan Leiberum

La Abadía de Melrose, donde encontraréis al auténtico Braveheart
Lugares de interés

La Abadía de Melrose, donde encontraréis al auténtico Braveheart

Escrito por: Xavi Vargas
22 Noviembre 2016
Sin comentarios
2 minutos

La película Braveheart es un film dirigido y protagonizado a su vez por Mel Gibson. Esta película épica de 1995, que se llevó nada menos que cinco Óscars, narra unos hechos históricos sucedidos entre los siglos XIII y XIV en Escocia, aunque hay que reseñar que la historia dista bastante de lo que se cuenta en la película.

Para empezar porque el verdadero guerrero apodado Braveheart no era William Wallace, el protagonista de la película y gran héroe de Escocia, sino otro importante personaje de la historia de este país: Robert Bruce. El apodo de corazón valiente le viene porque a su muerte era su voluntad de que su corazón reposase en tierra santa, y en su camino hasta Jerusalén sus portadores pasaron por todo tipo de peripecias y batallas, para las que se encomendaron a la valentía de aquello que defendían.

Ni el cuerpo ni el corazón de Robert Bruce, o Roberto I de Escocia si gustan, llegaron hasta tan lejos. En la Batalla de Teba, en una España todavía en plena reconquista, cayó Sir James Douglas, el noble escocés que encabezaba la misión de pisar Tierra Santa, y el rey español por entonces, Alfonso XI de Castilla, decidió tornar el corazón embalsamado de Robert Bruce camino de nuevo a casa.

La tumba donde se encuentra el corazón de Robert Bruce

Fue entonces cuando el corazón de Braveheart en la Abadía de Melrose, un lugar muy importante de la historia de Escocia ya que en él se enterraron numerosos reyes de este país. La abadía se levantó en el siglo XII, aunque hay referencias a que ya existió un monasterio anterior en el lugar, y con tan sólo un vistazo uno se da cuenta de que ha sido testigo de una azarosa historia.

Y es que buena parte de esta Abadía de Melrose está en ruinas, lo que no le resta ápice alguno de majestuosidad a esta construcción de estilo gótico. Una tumba de piedra con un corazón tallado conmemora el lugar donde descansa el corazón de Robert Bruce, un cofre enterrado que se encontró tiempo atrás y que se dio por hecho que sería el de Braveheart, pues cerraba así toda esta peculiar y estrambótica historia.

La Abadía de Melrose se encuentra a las afueras del pueblo del mismo nombre, a algo más de una hora de camino al sur de Edimburgo. Hablamos de la región conocida como los Scottish Borders, una zona poco turística y sin grandes urbes, pero con rincones como éste del que os hemos hablado hoy, de importancia histórica e interés turístico.

Foto 1 | Flickr - Magnus Hagdorn
Foto 2 | Flickr - Glen Bowman

Los yacimientos de la Sierra de Atapuerca
Lugares de interés

Los yacimientos de la Sierra de Atapuerca

Escrito por: Xavi Vargas
15 Octubre 2016
Comentario
2 minutos

La Sierra de Atapuerca es un pequeño conjunto montañoso en el corazón de la provincia de Burgos que, durante años, años y años, ha mantenido en secreto una enorme riqueza arqueológica. Y es que no fue hasta el último cuarto del siglo XX cuando se empezó a excavar en serio para descubrir el que es uno de los yacimientos más importantes de Europa.

Considerados como Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, estos yacimientos guardaban los restos de vida humana más antiguos hallados hasta el momento en el continente europeo, de ahí su radical importancia en el mundo de la ciencia. Restos con miles y miles de años que, una vez descubiertos, cambiaron algunas teorías sobre la evolución humana y sobre cómo vivían los primeros seres humanos del planeta.

Desde 1998, los yacimientos de la Sierra de Atapuerca se pueden visitar de forma guiada. Los guías enseñan algunos de los lugares donde se han llevado a cabo excavaciones y dan explicaciones sobre lo que se encontró, cómo se encontró y su importancia histórica. Es una visita a campo abierto, con las ventajas y desventajas que eso tiene, e interesante para descubrir cómo funciona el mundo de la arqueología.

A los yacimientos sólo se pueden acceder con reserva previa, pues el acceso es limitado, y sólo se puede llegar en autobús. Estos autobuses parten desde tres posibles lugares:

  • El MEH o Museo de la Evolución Humana, que está en Burgos, a unos 15 kilómetros de los yacimientos, donde se exponen los hallazgos más importantes y donde encontraréis al homínido más famoso de la región: Miguelón.
  • El CAYAC o Centro de Acceso a los Yacimientos, que se encuentra a las afueras de un pueblo llamado Ibeas de Juarros, que cuenta con una exposición que muestra los orígenes geológicos e históricos de la Sierra de Atapauerca.
  • El CAREX o Centro de Arqueología Experimental, que se encuentra justo en el pueblo de Atapuerca, y en el que vamos a descubrir cómo elaboraban nuestros antepasados sus primitivas herramientas, sus primeras cabañas y cómo tallaban la cerámica, entre otras cosas.

Cualquiera de las tres opciones es buena, pues como véis cada una a su manera complementa la visita a los yacimientos arqueológicos. Unas visitas que están supeditadas a la climatología, por aquello de ser al aire libre y que, al ser guiadas, sólo se realizan en unos horarios concretos. Os recomendamos a los interesados le echéis un ojo a la web de la Fundación Atapuerca, para consultar de forma más concreta los horarios disponibles.

Más información | Fundación Atapuerca
Foto | Flickr - Dorfun

San Millán de Yuso, el monasterio donde nació la lengua española
Lugares de interés

San Millán de Yuso, el monasterio donde nació la lengua española

Escrito por: Xavi Vargas
11 Octubre 2016
Sin comentarios
2 minutos

Técnicamente, una lengua no nace ni en espacio concreto ni en momento concreto. Es una evolución, así que no se puede concretar ni el dónde ni el cuándo nace un idioma. Y aun así, en España tenemos nuestra propia Cuna de la Lengua Castellana: San Millán de Yuso.

San Millán de Yuso es un monasterio sito en la comunidad de La Rioja y que recibe este particular apodo. No es que, como decimos, aquí se hablara antes en castellano que en ningún otro sitio, sino que aquí se recogen las primeras líneas escritas en un idioma que, claramente, es el germen de lo que hoy día hablamos. Son apenas unas pequeñas notas al margen dentro de un códice conocido como las Glosas Emilianenses, pero su importancia dentro de la historia de nuestro país se antoja capital.

Curiosamente, estos documentos no alcanzaron trascendencia hasta el siglo XX de nuestra historia, cuando fueron descubiertos. Hasta entonces, la historia de este monasterio fue más o menos la misma que la de cualquier otro monasterio español, con sus épocas buenas y sus épocas malas.

La Sacristía de San Millán de Yuso está llena de obras de arte

El monasterio tienen su origen en el siglo XI, fecha de la que más o menos son también las Glosas Emilianenses. Ya existía otro a las afueras del pueblo de San Millán de la Cogolla, el Monasterio de San Millán de Suso (que significa arriba), pero una curiosa historia cuando se intentaban trasladar las reliquias de San Millán, patrón de Castilla, hizo que se construyera este nuevo monasterio, que con el tiempo se convertiría en el centro de la vida religiosa, política y cultural de la zona.

El monasterio que hoy día vemos corresponde más o menos al siglos XVI, aunque con reformas posteriores que le dan un estilo barroco. La visita comienza por el Salón de los Reyes, donde podemos ver una reproducción de ese primer texto escrito en lengua romance, y continúa por las diferentes estancias del monasterio: el claustro, la iglesia donde se encuentra la tumba de San Millán, la sacristía llena de obras de arte o la biblioteca.

Junto con el Monasterio de San Millán de Suso, está declarado como Patrimonio Europeo de la Humanidad. Ambos se pueden visitar y merece realmente la pena conocer estos dos lugares tan intrínsecamente unidos entre sí y a la historia de España y nuestra cultura, además de para saber que La Rioja es tierra de algo más que de vinos.

Más información | Monasterio de San Millán de Yuso
Foto 1 | Flickr - Marco Chiesa
Foto 2 | Flickr - Manel Zaera

La casa de Hitler en Braunau am Inn, a debate entre el derribo o su permanencia
Noticias

La casa de Hitler en Braunau am Inn, a debate entre el derribo o su permanencia

Escrito por: Xavi Vargas
15 Julio 2016
Sin comentarios
2 minutos

En un punto de la frontera entre Austria y Alemania hay una pequeña ciudad llamada Braunanu am Inn. Con menos de veinte mil habitantes, esta ciudad es conocida a nivel mundial porque en ella nació circunstancialmente nada menos que Adolf Hitler.

Adolf Hitler nació en Braunau am Inn y allí vivió solamente tres años.

El padre de este terrorífico personaje histórico trabajaba como agente de aduanas, y constantemente iba cambiando de destino. De ahí el hecho de que el nacimiento de Adolf Hitler en esta localidad austriaca fuera totalmente circunstancial, una casualidad que sin embargo los puso en el mapa de la historia para siempre.

Hitler dejó la ciudad cuando apenas tenía tres años, pues su padre fue destinado a Passau, justo al otro lado de la frontera. Pero ya el nombre de Braunau am Inn iba a quedar ligado por siempre a la historia de este famoso personaje alemán y para el recuerdo. Entre otras cosas porque todavía existe la primera casa en la que vivió durante sus primeros tres años de vida, cuando era simplemente un niño débil y enfermizo.

Dicha casa, de propiedad privada, siempre ha traído de cabeza al gobierno local y al de Austria en general. Al lugar acudían y siguen acudiendo fanáticos que se declaran admiradores de Hitler (que los hay), e igualmente gente de ideología antifascista. Cuando en fechas señaladas acudían ambos grupos en masa, había enfrentamientos y por tanto problemas.

El gobierno de Austria, a base de alquilar la casa a su propietaria, ha intentado darle un uso durante todos estos años, pero esto no ha evitado que la casa se convirtiera en una especie de centro de peregrinación. Así que, al final, parece que la única solución que tienen para acabar con los problemas que les acarrea la casa es la de echarla abajo. Como si fuera esa la única manera de dejar atrás la historia de una vez. La primera intención del gobierno es la de derribar la casa una vez sea de su propiedad

El país ya ha empezado los trámites para hacerse con la casa, por medio de una expropiación ante la negativa de la propietaria a venderla. Y parece que las intención que tienen, una vez el edificio sea ya de su propiedad, es la de derribarla.

Así pues, estamos ante el posible adiós a la casa natal de Hitler, un lugar que, pese a lo que representa este personaje, es de un indudable valor histórico. Si bien, se están valorando otras opciones, como la de transformar completamente el lugar y aprovecharlo para algo que no tenga carácter político, todo con el fin de desmitificar el lugar. Veremos en qué queda la cosa.

Foto | Wikimedia Commons - Anton Kurt

Teufelsberg, la Montaña del Diablo de Berlín
Lugares de interés

Teufelsberg, la Montaña del Diablo de Berlín

Escrito por: Xavi Vargas
1 Marzo 2016
Sin comentarios
2 minutos

Resulta curioso que Berlín, pese a ser una de las grandes capitales de Europa, tenga tantos sitios en estado de abandono. Pero la realidad es que estos lugares abandonados, lejos de crear una mala imagen a la ciudad, son parte del encanto de Berlín y son lugares muy buscados por los millones de turistas que se acercan a ella.

Uno de estos lugares abandonados es Teufelsberg, que podría traducirse del alemán como Montaña del Diablo. No es un monte natural sino creado por la mano del hombre, por apilar las cantidad ingente de escombros a la que quedó reducida Berlín tras la Segunda Guerra Mundial. Una vez conocido esto, se entiende mejor lo tétrico del nombre.

Así pues, se creó esta montaña que se eleva unos 80 metros sobre la zona oeste de Berlín, y en la que los norteamericanos descubrieron una cosa: que era el lugar ideal para interceptar las comunicaciones de la Alemania del Este. Así pues, en la cima construyeron unas instalaciones en la cima de esta colina con unos gigantescos radares.

Cuando cayó el muro de Berlín y terminó la Guerra Fría, esta estación espía perdió su razón de ser, y fue abandonada definitivamente en 1992. A partir de entonces, y aunque el sitio era una propiedad privada, los artistas del grafiti encontraron en estas viejas instalaciones un nuevo lugar para dedicarse a lo que le más les gusta.

Acceder a estas instalaciones privadas por cuenta propia es bastante fácil y lo hace mucha gente, aunque técnicamente es ilegal. La forma legal para conocer el Teufelsberg y ver la vieja estación espía, los grafitis y unas buenas vistas de Berlín es a través de visitas guiadas que ofrece la compañía Original Europe Tours.

Web oficial | Original Europe Tours
Foto | Flickr - Thomas Siems

El castro de Citania de Briteiros
Lugares de interés

El castro de Citania de Briteiros

Escrito por: Xavi Vargas
18 Febrero 2016
Sin comentarios
2 minutos

Para los que les guste mucho la historia antigua y anden por el norte de Portugal, tienen un lugar que visitar: Citania de Briteiros. Se trata de un yacimiento arqueológico que se encuentra en un cerro conocido como el de Sao Romao y que tiene alrededor de dos mil años de antigüedad.

Por las dimensiones del poblado, el más grande de la zona, y también porque estaba fuertemente fortificado se deduce que se trataba de un lugar importante en la época conocida como Edad del Hierro. Por eso, y por el estado de conservación, se trata de uno de los mejores ejemplos para conocer la cultura pre-romana de la región y de la época, del siglo I o II antes de Cristo.

Sus ruinas fueron descubiertas a finales del siglo XIX. Las excavaciones revelaron la existencia de este castro en todo lo alto de la colina y los objetos encontrados se llevaron a la Sociedade Martins Sarmento, un museo que se encuentra en la ciudad de Guimaraes y que lleva el nombre del arquitecto que descubrió este yacimiento.

La visita puede tomar algo más de una hora ya que el recorrido es superior a un kilómetro. A lo largo del paseo destacan los lienzos de muralla, las casas que se han reconstruido y sobre todo los balnearios, que no son muchos los que se encuentran anteriores a la colonización romana de la Península Ibérica.

Para llegar hay que tomar la carretera que separa las ciudades de Guimaraes y Braga, la N-101. Luego, a la altura de Caldas das Taipas, hay que incorporarse a la carretera N-310 y seguir hasta un pueblo llamado Salvador de Briteiros, donde ya se encuentra el desvío y las indicaciones para llegar sin pérdida al Monte Sao Romao.

Web oficial | Citania de Briteiros Visita Virtual
Foto | Flickr - Manuel Fouce

El boomerang, otro souvenir australiano
Costumbres y tradiciones

El boomerang, otro souvenir australiano

Escrito por: Xavi Vargas
6 Febrero 2016
Comentario
1 minuto

Se puede escribir búmeran o bumerán, aunque permítanme que en este artículo use la voz inglesa: boomerang. Y es que no podía faltar en este blog sobre Australia una pequeña reseña sobre uno de los artículos que ha exportado la cultura aussie a nuestro "mundo occidental".

Para saber algo más sobre los boomerangs vamos a comentar un par de consideraciones. La primera es que estos objetos no son exclusivos de Australia y que se han encontrado objetos muy similares en yacimientos arqueológicos a lo largo de todo el mundo.

Entonces, ¿por qué tendemos a creer que son exclusivos de esta zona? Pues básicamente, porque los boomerangs en nuestro mundo se perdieron en los albores de la civilización, pero en Australia los aborígenes los seguían usando. De ahí que cuando llegaran los primeros exploradores en el siglo XVIII les llamara mucho la atención ese objeto volador, con esa forma y esas características que lo hacen especial.

Y aquí es cuando entra la segunda consideración: los aborígenes no usaban los boomerangs para cazar o para pelear. Para eso, ya tenían otro tipo de armas, algunas eso sí semejantes aunque no iguales a los boomerangs. Para los aborígenes, los boomerangs eran una especie de objeto sagrado que utilizaban en rituales, probablemente relacionados con el viento, que se decía boomari en su forma más común de las múltiples lenguas aborígenes.

Hoy en día el boomerang se usa como objeto deportivo, y hay diferentes modalidades y estilos de competición. Y por supuesto, es uno de los souvenirs más buscados por los turistas que se animan a visitar Australia.

Foto | Paleontour


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.