Hotel Lindenwirt en Rüdesheim, como dormir en un barril de vino

Hotel Lindenwirt en Rüdesheim, como dormir en un barril de vino

Escrito por: slopez    15 abril 2013     Comentario     2 minutos

En un anterior post, comentábamos las virtudes de la población de Rüdesheim, a orillas del Rin. Sobre todo, destacábamos su importancia dentro del mundo del vino, gracias a las extensiones de viñedos que posee. Y, al hilo de su fama vinícola, existen lugares relacionados de gran originalidad para el visitante que lo quiera.

Originalidad que reside, por ejemplo, en el Hotel Linderwirt. Un hotel que, además de permitir disfrutar de sus ofertas de ocio y el estupendo paisaje en el que se encuentra ubicado, da la posibilidad al turista de poder alojarse en una estancia que, ni por asomo, podríamos imaginar de grandes comodidades: un barril de vino.

Hasta un total de seis toneles se han convertido en habitaciones para los inquilinos. Unos toneles que, en los años 70, albergaban un total aproximado de seis mil litros de vino cada uno de ellos. Actualmente, estas barriles-habitaciones tienen un largo de casi 2 metros, y en ellos encontramos pequeñas comodidades como televisión y un baño bastante desahogado.

Además, las habitaciones no tienen el típico número de la misma sino que representan los nombres de los diversos viñedos que se pueden localizar en la zona, como pueden ser el Winkler Hasensprung, el Lenchen Oestricher, el Katerloch Rüdesheim o el Hallgartener Rüdesheimer Rosengarten.

Amen de esta novedosa estancia, el hotel ofrece también un recorrido por los vinos más famosos de la zona, mediante rutas como la llamada “De la viña a la bodega”, y catas sobre los mismos para poder degustarlos ampliamente. Por supuesto, con un buen almuerzo de por medio, donde podemos probar la sopa de cocido de la zona.

Pero no sólo de vino se compone la actividad de este hotel. Otras ofertas interesantes son el paseo en teleférico hasta el monumento Niederwald (realizado para conmemorar el nacimiento del imperio alemán y que data de finales del XIX) o un bello y romántico recorrido en barco por el Rin, y por el valle del Rin Central.

El hotel se encuentra abierto durante todo el año y, no sólo ofrece unos precios adecuados a cada bolsillo por noche en el mismo, sino que también plantea unos interesantes paquetes que incluyen los recorridos por los viñedos, las catas de vinos y las diferentes excursiones que se pueden realizar por toda la zona. Si buscan algo original, nada mejor que experimentar la sensación de un sueñecito dentro de un barril de vino.

Vía | linderwirt

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.