Cinco platos de la gastronomía de Toledo que no has de dejar de probar
Gastronomía

Cinco platos de la gastronomía de Toledo que no has de dejar de probar

Escrito por: Victor Alós
23 Octubre 2017
Sin comentarios
3 minutos

Visitar Toledo es una de los placeres que tenemos en España. Se trata de una de las ciudades con más alicientes turísticos de nuestro país, pero además cuenta con una gastronomía que nos permitirá disfrutar todavía más de esa visita. La cocina de Castilla-La Mancha está presente en los restaurantes de Toledo, así que podemos disfrutar de una gran variedad de platos contundentes y que harán que los rigores del otoño y el invierno sean menos pesados. Veamos cinco de estos platos típicos de Toledo.

No hay nada mejor que comenzar una buena comida que una buena sopa castellana. Un plato caliente, también llamado sopa de ajo, que ayuda a superar el frío del invierno manchego. Un plato compuesto por un caldo, al que se le añade huevo, pan, ajo, pimentón, laurel y aceite de oliva. Sobre esta base, se añaden otros ingredientes, siempre a gusto del cocinero y según las posibilidades de la familia. Un plato que nunca suele faltar en ningún lugar.

Las calderetas son típicas en el ambiente rural y tienen la carne de cordero como ingrediente principal. Es un plato que se cocina en fiestas populares y se comparte entre muchas personas. Lo ideal es cocinarla con fuego de leña de cepas. Un sabor contundente y muy atractivo para disfrutar en compañía.

Este plato se sirve sobre todo en Toledo, aunque suele encontrarse en toda la comunidad manchega. Es un guiso con magro de cerdo y verduras de temporada, que se sirve bien caliente en cazuela de barro. El guiso se realiza con tomate y la salsa suele ser un poco picante. Como no puede ser de otra manera en Toledo, este plato rodeado por una leyenda. Se dice que la receta nació en un restaurante toledano a mediados del siglo XX, donde se daban cita personas de cierta edad (los carcas), junto a señoritas más jóvenes, que ejercían como musas de estos. A ambos grupos les gustaba, así que quedó el nombre de Carcamusas. Otra opción vendría del vocablo "Camush", por lo que Car-Camush sería algo así como carne arrugada. Cada uno puede elegir la opción que más le guste.

La perdiz se cocina con vinagre que le aporta esta textura y sabor tan característico. Se puede consumir tanto caliente como en frío, por lo que es un plato muy versatil. Es un clásico en los restaurantes de Toledo e incluso se vende envasado en muchos establecimientos. Para no perdérselo si queremos conocer una de las especialidades de Toledo.

El arroz es uno de los ingredientes más conocidos y utilizados en la gastronomía española, así que en Toledo también hay una una especialidad con él. Se cocina con congrio, setas y pollo, entre otras cosas. Tiene un sabor potente y muy agradable, diferente al que se cocina en otros puntos del país.

El gazpacho manchego, un contundente plato de la Mancha que debes conocer
Gastronomía

El gazpacho manchego, un contundente plato de la Mancha que debes conocer

Escrito por: Victor Alós
7 Noviembre 2015
Sin comentarios
2 minutos

La Mancha es un lugar que hay que conocer. Los campos de Castilla-La Mancha se extienden por una gran superficie, ya que la Comunidad Autónoma tiene cinco provincias que acogen a 919 municipios. Y en toda la Comunidad se disfruta de una gastronomía excepcional, que utiliza los productos de la región para establecer alguno de los platos más intensos y sabrosos que hay en España. Uno de esos platos tiene, además, el nombre de la región: el gazpacho manchego.

A diferencia del gazpacho andaluz, la verdura no es en absoluto el principal ingrediente del gazpacho manchego. A diferencia de su "primo" del Sur, este utiliza la carne de caza menor, como el conejo, la liebre o la codorniz, ya que se trata de un plato realizado por los pastores de la zona, que utilizaban los productos que tenían más mano. Siendo una profesión que se realiza al raso, necesitaban un aporte de calorías bastante importante, que conseguían con este paso.

Se sirve caldoso, tras ser cocinado en una olla medio conejo, 1 una codorniz, una cabeza de ajos, 1/2 pimiento, 2 tomates maduros, tomillo y laurel, con un poco de sal al gusto. Cuando está todo bien cocido y está listo para servirse, se ha de hacer no sobre un plato, sino sobre una torta para gazpacho, una pieza de pan sin levadura que absorbe el caldo y que se puede disfrutar. Además, no se como con cuchara, sino que para llevarlo a la boca se utiliza un trozo de esta torta.

Por este motivo, se dice que del gazpacho manchego se come todo, desde el plato hasta la cuchara. Hay varios tipos de gazpacho, con muchas versiones realizadas en cada población según los ingredientes que se tienen a mano. De hecho, el gazpacho manchego llega hasta el interior de la Comunidad Valenciana e incluso hasta la costa alicantina, donde se hace con pescado o marisco. Eso sí, la torta es indispensable y se puede servir el guiso sobre ella o bien en un plato, con la torta desmigada en el guiso.

Vía | Wikipedia

La Catedral Primada de España, el corazón de Toledo
Lugares de interés

La Catedral Primada de España, el corazón de Toledo

Escrito por: Victor Alós
11 Octubre 2015
Sin comentarios
2 minutos

La catedral de Toledo ha sido durante siglos el corazón religioso de la ciudad, pero lo ha sido desde mucho antes de que tomara la forma que conocemos hoy. De hecho, se sabe que fue construida sobre una mezquita tomada a los musulmanes tras la conquista de la ciudad, pero que antes de esta se alzaba en el mismo lugar una iglesia construida por los visigodos antes del año 567 D.C.

Tras la toma de la ciudad por parte de los musulmanes, la convirtieron en mezquita y posteriormente fue convertida en iglesia cristiana, pese a que se había asegurado en el momento de la rendición que seguiría ofreciendo culto a los habitantes musulmanes que se quedaron en la ciudad.

Durante el siglo XIII se estimó que el viejo edificio que provenía de la época visigoda no era lo suficientemente majestuoso y, siguiendo la moda europea, se comenzó a construir el actual edificio, siguiendo el estilo gótico, que es el que predomina en la parte principal.

En la fachada se pueden ver las tres inmensas puertas monumentales, entre las que destaca la Puerta del Perdón, la que está situada en el centro y que solo se abre en ocasiones muy especiales. Junto a ella se encuentran la puerta de los Escribanos o del Juicio Final y al otro lado, la puerta del Infierno o de la Torre. Estas puertas, aunque fueron terminadas en estilo gótico, sufrieron una remodelación posterior que les otorgó un aspecto más neoclásico.

Hay más puertas en las otras fachadas, como la puerta del Reloj, en la parte Norte, que imitan a las de otras catedrales europeas como la de Notre Dame, en París y están decoradas con pasajes bíblicos y figuras religiosas. Además, la catedral de Toledo cuenta con la mayor cantidad de vidrieras medievales que se conservan en España, por lo que sus fachadas son dignas de ver.

Se puede visitar de lunes a sábado de 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde y los domingos de 2 a 6 de la tarde, con precios que varían según los edificios y zonas que se quieran visitar. La visita básica, a la catedral y el Museo es de 8 euros, aunque se pueden visitar otras zonas, con distintas tarifas, e incluso subir al campanario.

Foto | Flickr
Vía | Turismo Castilla La Mancha

El Greco, patrimonio de Toledo
Ocio y cultura

El Greco, patrimonio de Toledo

Escrito por: Victor Alós
16 Febrero 2015
Sin comentarios
2 minutos

La ciudad de Toledo es un lugar mágico donde se pueden descubrir muchas cosas interesantes. Una de ellas es la figura de El Greco, un pintor que se ha convertido en uno de los referentes de la historia pictórica de nuestro país y de toda Europa. Toledo fue el lugar donde residió Doménikos Theotokópoulos y donde falleció en 1614.

Por ese motivo, la ciudad tiene una gran cantidad de lugares donde se pueden contemplar obras del artista y que tienen su figura en lugar predominante. El principal es, lógicamente, el Museo del Greco, creado por el Marqués de la Vega-Inclán, que recuperó parte de la obra del artista y creó un espacio pensado en su conservación y difusión.

Está ubicado en el Paseo del Tránsito y representa la recreación de una casa toledana del siglo XVI, época en la que vivió el pintor. Está en el barrio Judio, por lo que tiene el aliciente de formar parte de uno de los recorridos más interesantes de la capital toledana. En él se pueden admirar obras de los siglos XVI y XVII, pero también muestras de la vida en la ciudad durante esa etapa histórica.

Así, su colección está compuesta por obras del Greco que se han ido adquiriendo a lo largo de los años y también de otros artistas contemporáneos, que ayudan a conocer y comprender el tiempo en el que vivió el artista.

Además, se pueden encontrar obras del Greco en la Sacristía de la Catedral, en el Convento de Santo Domingo el Antiguo, en la Iglesia de Santo Tomé, en el Hospital Tavera, la Capilla de San José y el Museo de Santa Cruz. Se pueden realizar varios recorridos para no olvidarse de ninguna de las mismas y recrearse en la especial manera de interpretar la realidad que tenía este genial pintor que hizo de Toledo su lugar de residencia en el final de sus días.
https://www.youtube.com/watch?v=xzfoxzqtjUA

Página Oficial | Museo del Greco
Imagen | Flickr

Los molinos de Consuegra, tradición toledana
Lugares de interés

Los molinos de Consuegra, tradición toledana

Escrito por: Victor Alós
19 Noviembre 2014
Sin comentarios
2 minutos

Los pueblos del interior de España tienen todavía un sabor añejo, ese que aparece en obras tan importantes de la literatura tradicional como el Quijote. La Mancha es uno de esos lugares, donde la extensa meseta está plagada de recuerdos que nos trasladan hasta otros tiempos. Toledo es una de las provincias que mejor recogen la historia de la meseta, y en ella se encuentra Consuegra, un pueblo con una herencia muy particular.

A las afueras de este pueblo toledano, doce imponentes molinos dominan el horizonte. Son vestigios de otros tiempos y que dominan sirven para ofrecer testimonio de la importancia de su labor para dinamizar la economía de la zona.

Junto al Castillo, en el Cerro del Calderico, se alzan doce de los trece edificios que se construyeron en el siglo XVI. Estos molinos tienen nombres que rememoran figuras y pasajes del Quijote, como Sancho, Rucio, Bolero y Espartero. Estos son, precisamente, los que tienen en su interior la maquinaria original.

El que recibe el nombre de Sancho no solo tiene esa maquinaria original, sino que además se pone en marcha durante la Fiesta de la Rosa de Azafrán, que se celebra el último fin de semana de octubre. Durante esta fiesta se pone en marcha el molino para que Catalina, la muela, convierta el trigo en harina y se pueda repartir a todos los asistentes un pequeño saquito como recuerdo del día festivo.

Además de estos, se pueden encontrar Chispas, Caballero del verde Gabán, Mambrino, Clavileño, Alcancía, Cardeño, Mochilas y Vista Alegre, los otros molinos que no están tan bien conservados como los anteriores.

La visita a Consuegra puede completarse con la visita teatralizada al Castillo, en el que un juglar traslada a los visitantes a la Edad Media y les hace vivir en esa época, con una representación que muestra la historia de la fortaleza a lo largo de los siglos.

https://www.youtube.com/watch?v=6FxmiUtFJK0

Vía | Turismo La Mancha
Foto | Manuel - Flickr

Monumentos de interés en Toledo
Lugares de interés

Monumentos de interés en Toledo

Escrito por: slledo
10 Noviembre 2012
Sin comentarios
2 minutos

Como ya os comenté a principios de semana, en la ciudad de Toledo encontraremos multitud de vestigios del pasado en sus construcciones. Por supuesto, voy a hablaros de los principales monumentos de interés, aunque ya se sabe que a cada persona puede impactarle más una cosa u otra dependiendo de su sensibilidad. Me ha parecido interesante comenzar por las zonas de acceso a la ciudad para ir adentrándonos en ella poco a poco.

La ciudad tiene dos puentes declarados Monumento Nacional en el año 1921. El Puente de San Martín situado al oeste de la ciudad ya existía en el siglo XIV aunque fue destruido durante la guerra entre Pedro I y Enrique II. La construcción actual fue ordenada por el arzobispo Pedro Tenorio en el año 1390. De estilo gótico, el original puente de cinco arcos sufrió dos añadiduras. Una torre defensiva de planta hexagonal en uno de sus extremos y en el otro otra torre que empalma con la muralla en el siglo XVI.

El Puente de Alcántara es de estilo renacentista y ha sido reformado en varias ocasiones por su mal estado de conservación. Sus orígenes se remontan a la época romana aunque en el siglo X ya se realizó la primera reconstrucción. Es en la época de Alfonso X cuando más desperfectos soporta y pasa a añadirse el torreón occidental con las armas de los Reyes Católicos decorando sus paredes.

Por último quiero hablaros de la multitud de puertas que dan acceso al casco antiguo de la ciudad. Quizás la más relevante sea la Puerta de Bisagra. Es de origen musulmán aunque durante el reinado de Carlos V y Felipe II fue reconstruida dándole un aspecto renacentista. Está formada por dos cuerpos, el exterior y el interior (entremedio hay una plaza de armas). Por su lado exterior observamos un arco flanqueado con dos columnas circulares y con el escudo de la ciudad en el centro. En el interior la puerta tiene a sus lados dos columnas cuadradas que ostentan el escudo de Carlos V. Se trata de una construcción monumental, es decir, como muestra de poder y no defensiva.

Vía | Turismo Toledo
Foto | Flickr-Virgi.pla

Toledo, una ciudad con mucha historia
Lugares de interés

Toledo, una ciudad con mucha historia

Escrito por: slledo
6 Noviembre 2012
Sin comentarios
2 minutos

Solo viendo la imagen de la foto ya apetece hacer una escapada a la ciudad de Toledo ¿verdad?. Toledo está situada en un promontorio rocoso frente al río Tajo que la rodea formando un meandro conocido como "Torno del Tajo". Para conocer la ciudad necesitaremos unos cuantos días si queremos disfrutar de cada uno de sus rincones y de sus edificios más emblemáticos. Por eso, poco a poco iremos hablando de los lugares más importantes de esta localidad en diferentes artículos.

Primeramente vamos a dar unas pinceladas a modo de prólogo sobre la "ciudad imperial" de Toledo. En la Edad de Bronce se sabe que tuvo sus orígenes albergando a una tribu prerromana, los carpetanos. Posteriormente en el año 193 antes de Cristo la conquistaron los romanos. El Reino Visigodo también llegó hasta Toledo de la mano del rey Leovigildo. En el año 711 la conquistaron los musulmanes y finalmente fue reconquistada por el rey Alfonso VI en el año 1085.

Se convirtió en sede de los Reyes Católicos lo que ayudó al crecimiento, la riqueza y el poder de la ciudad. Sin embargo, cuando la realeza se mudó a Madrid en el año 1563, la ciudad cayó en decadencia. Como puedes imaginar, el paso de tantas civilizaciones y culturas nos ha dejado una magnífica mezcla en sus edificios, calles, tradiciones y gastronomía.

Gracias a la conservación de un majestuoso y diverso patrimonio arquitectónico, artístico y urbano, la UNESCO la reconoció como Patrimonio de la Humanidad en 1986. Toledo merece una visita sin prisas para recorrer sus empinadas calles, su centro más antiguo, las ruinas romanas, las mezquitas, iglesias y el alcázar. Pero al mismo tiempo disfrutando de sus olores, su comida, sus fiestas y tradiciones.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-Camelia TWU


Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.